Guillermo Bello: Convertir vivienda pobre en vivienda clase media

Spread the love

Por Guillermo Bello Vicentini

Los programas de infraestructura para las clases sociales más desposeídas es una obligación de los gobiernos, para lo cual deben tener un presupuesto creciente cada año, con metas que cumplir y por ciudades, garantizando así un mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos. No hay instrumento más eficiente contra la marginalidad que la construcción de urbanismos y viviendas.

La propiedad de la vivienda marca la diferencia entre clase media o marginal, comienza como orgullo y se convierte en la caja de ahorro del patrimonio familiar. El gobierno tiene en sus manos el mejor instrumento financiero del mundo para subir el nivel social y económico de una familia que es la propiedad de su vivienda. Cuando un gobierno permite el crecimiento de áreas marginales sin servicios o entrega viviendas sin otorgar la propiedad, desperdicia una gran oportunidad y deja pasar el potencial más grande de la clase pobre para su crecimiento económico y arraigo a su país.
El gobierno debe entender la importancia de la propiedad, la seguridad jurídica y sus derechos como herramienta potencial para subir el nivel de vida y patrimonio de los más pobres. La libertad de mejorar la vivienda y su entorno, el poder vender, comprar, hipotecar, heredar o utilizar como colateral para un negocio, incentiva a cuidar y mejorar su casa, incrementando el balance familiar.
El programa de documento de propiedad para viviendas de interés social se debe realizar lo antes posible. Se tiene que cambiar la política existente de «asignar viviendas», por ser degradante e ineficiente y darle la oportunidad a los más pobres de producir un cambio radical en sus vidas, mejorar las estadísticas nacionales de propietarios y enriquecer los estados financieros familiares… lo simple de un documento para
CONVERTIR VIVIENDA DE POBRE EN VIVIENDA DE CLASE MEDIA.

gbello@trom.com.ve

Deja un comentario