Francisco Contreras: Errores en el planteamiento político sobre la economía venezolana

Spread the love

Por Francisco J. Contreras M.

El falso dilema de que no existe oportunidad de mejora de la economía sin un cambio político.

El discurso político puede mejorar si se abandonan las siguientes ideas:

Primero, que la gente solo tiene como opción ante la devastación socioeconómica, política y moral la presunción de que los cambios de gobernanza preceden cualquier posibilidad de mejora del estado de la economía, este argumento es falaz, un gobierno autoritario siempre puede hacerlo peor, puede hacerlo menos malo e incluso hacerlo bien.
Segundo, que el éxito económico de las empresas y de la gente no es posible y que quien lo alcanza es por la vía de los mercados negros o por derivación de una relación de contubernio con el gobierno, en Venezuela hay bastante evidencia de que la mayoría de las pequeñas y medianas empresas que sobreviven o tienen logros lo hacen con sus escasos recursos, creciendo desde la adversidad, innovando y haciendo frente a una intensa asfixia regulatoria.

Esperanza objetiva, dolarización y economía de mercado.

Creemos que existen fundamentos para la esperanza objetiva desde la responsabilidad moral de cada familia y de cada organización en crear valor para si y para quienes le rodean desde la confianza.
La “dolarización” que hemos calificado como perversa porque permite una ubicua emisión irresponsable de dinero con una acentuación de la miseria, aumento de las desigualdades y una mayor exclusión también ha sido extendida y obligada para el gobierno porque no ha tenido manera de someter a la gente.
El mercado puede ser regulado para el bien común, pero no puede ser sofocado y más allá de todos los obstáculos siempre ofrecerá oportunidades para aquellos que comparten el éxito y que encuentran en que y en quien confiar.

 

Deja un comentario