El rescate de la “normalidad”

El rescate de la “normalidad”

Spread the love

Por Eduardo Martínez

A veces nos preguntamos cómo deben ser las cosas en Venezuela para que todo sea normal. En un país como el nuestro, que siempre fue calificado de estar “en vías de desarrollo”, hablar de “todo” era y es una exageración.

Sin embargo, aunque cueste creerlo a las nuevas generaciones, hace más de veinte años fuimos un país donde los habitantes vivíamos en normalidad. Lo que no impedía que tuviéramos sobresaltos.

Esa normalidad consistía en que esas vías hacia el desarrollo incluían la normalización de las parejas de hecho. Existía una política, iniciada por la primera dama Menca de Leoni esposa del Presidente Raúl Leoni -hay que reconocerlo- de fomentar los matrimonios, y de esta manera, lograr que fuera una realidad la “célula fundamental” de la sociedad.

Si nos centramos en esta figura de la “familia”, podemos visualizar más fácilmente la normalidad como estado del país. Y para no perdernos en el análisis, lo haremos resumido.

Una familia necesita una vivienda, sólida y con acceso a los servicios básicos: agua potable, recolección de aguas servidas, electricidad, comunicaciones, correo postal, gas, servicio de transporte, comercios cercanos dónde comprar alimentos, ambulatorios de atención primaria a la salud, seguridad personal, posibilidades de esparcimiento, y escuelas para sus hijos, entre otros.

En esa familia, los padres e hijos en edad de trabajar, deben tener la oportunidad de conseguir puestos de trabajo con la contraprestación de una remuneración “digna” que le permita satisfacer sus necesidades básicas de vida.

Para que una familia disfrute de todos estos servicios, es indispensable que existan políticas públicas que fomenten el crecimiento económico de Venezuela, y el ahorro de los ciudadanos. Solo así podremos decir que existe “normalidad”.

Si cada uno de los venezolanos está y se siente bien, entonces la Nación estará bien.

Fotografía: de JOSE LUIS CLEMENTE/FERNANDO SANCHEZ, Cortesía de El Universal.

editor@eastwebside.com

@ermartinezd

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *