El “Médico de los pobres” está más cerca de los altares

Spread the love

El viernes 19 de junio regresaron las esperanzas a la población venezolana, cuando en horas tempranas se conoció la elevación a Beato del Dr. José Gregorio Hernández, el “Médico de los Pobres”.

Un paso importante en el Vaticano, por cuanto solo falta la documentación de un milagro para la santidad, y como consecuencia, la elevación a los altares.

Fue un largo proceso. La “causa”, que es como se llaman los trámites de este tipo, comenzaron hace 71 años, en 1949.

Es de gran trascendencia el significado, que este paso tiene para el pueblo venezolano. José Gregorio Hernández permanece en el corazón de los venezolanos desde hace más de un siglo.

Ha sido el intermediario de los enfermos, los desahuciados, los adoloridos, los que no han recibido esperanzas, los abandonados en las puertas de los hospitales, los que languidecen en los pasillos, de los que no tienen cómo pagar ni comprar medicinas. Lo fue en vida, y lo ha seguido siendo después de falleciera en 1919.

Sin embargo, podemos decir sin exageración, que si un venezolano no ha recibido “una ayudita” de José Gregorio, al menos ha oído de milagros, apariciones y favores concedidos, de familiares cercanos, amigos y hasta de desconocidos que no han parado de relatar sus experiencias.

La elevación a Beato, a un paso de los altares, ha conciliado al Vaticano -no solo con la Iglesia venezolana- sino que ha entrado en contacto estrecho con cada uno de los venezolanos. José Gregorio, ha sido el eslabón para ello, y nunca estuvo perdido.

Nota de prensa del Vaticano

Vaticano.- En su audiencia con el Cardenal Angelo Becciu el Papa autorizó los decretos que darán a la Iglesia cuatro beatos que representan el continente sudamericano y Europa, con su anhelo de servicio a los pobres, la nación y los jóvenes.

Los Decretos promulgados hoy por la Congregación para las Causas de los Santos con la autorización del Papa Francisco, llevarán a la beatificación a tres Venerables Siervos de Dios que vivieron en el siglo XIX, por el reconocimiento de un milagro atribuido a su intercesión.

Doctor y laico de Venezuela

La Iglesia de Venezuela, de Latinoamérica y del mundo se alegra por la próxima beatificación de uno de sus hijos más célebres. Se trata del laico venezolano, José Gregorio Hernández Cisneros, nacido el 26 de octubre de 1864 en Isnotú, en el estado andino de Trujillo, y fallecido en 1919 en Caracas tras un accidente de coche a la edad de 54 años. José fue el primero de seis hermanos. Se graduó en medicina en Caracas y profundizó sus estudios en París, Berlín, Madrid, Nueva York. Se convirtió en profesor universitario y científico: fue uno de los primeros en introducir el microscopio en el país y fundó la cátedra de bacteriología en la universidad de la capital venezolana. Una fe viva lo acompañaba siempre: para él la medicina era una misión, sobre todo para los más necesitados. A menudo compraba medicinas para sus pacientes y en lugar de pedirles dinero por la consulta, se la daba. De hecho, en su Venezuela natal es conocido como el «médico de los pobres».

El argentino Mamerto Esquiú perteneció a la Orden de los Frailes Menores y fue nombrado obispo de Córdoba tres años antes de su muerte en 1880. Había nacido el 11 de mayo de 1826 en San José de Piedra Blanca y falleció el 10 de enero de 1883 en La Posta de El Suncho. Los testimonios sobre él son unánimes en destacar su compromiso con la armonía social y la unidad del pueblo argentino durante los difíciles años de la guerra que llevó a la constitución del país moderno en pleno siglo XIX. El milagro reconocido por su intercesión se refiere a la curación, científicamente inexplicable, de una niña que padecía osteomielitis.

José Gregorio tenía una fuerte vocación religiosa: en un principio quería ser monje y se fue a Italia en 1908, donde entró en la comunidad de Certosa di Farneta, en la provincia de Lucca. Sin embargo, tuvo que volver a casa por razones de salud. Lo intentó de nuevo algunos años más tarde, comenzando los estudios teológicos en el Colegio Pío Latinoamericano en Roma, pero se enfermó nuevamente. Así, comprendió que Dios lo estaba llamando a la vida laical, y se convirtió en Terciario Franciscano, de modo que, como san Francisco de Asís, reconoció el rostro de Jesús en cada enfermo. Trató a los pacientes con valentía durante la epidemia de fiebre española. El 29 de junio de 1919, mientras iba a la farmacia a comprar medicinas para una anciana, fue atropellado por un coche y llevado al hospital donde recibió la Unción de los Enfermos. Murió diciendo estas palabras: «¡Oh, Virgen Santa!».

Vatican News

El milagro que lo hizo Beato

Yaxury Solórzano.

Caracas.-Según los pronósticos de los neurocirujanos, la paciente presentaría discapacidad luego de dos años del balazo que recibió tras la oreja derecha. Pero esto no ocurrió. Yaxury Solórzano se encuentra saludable, gracias a la intercesión ante Dios del Dr. José Gregorio Hernández.

El 10 de marzo de 2017, Yaxury Solórzano, de 10 años de edad, recibió el impacto de una bala de escopeta, con múltiples perdigones, cuando unos maleantes pretendían robar a su padre. Tras el suceso, es llevada de emergencia al hospital Pablo Acosta Ortizm en San Fernando de Apure, con una herida en el cráneo y la masa encefálica expuesta.

Al realizarse la tomografía respectiva, los especialistas encuentran fractura en el hueso parietal derecho, edema y aire en la cavidad craneal, por la remiten a una institución con neurocirugía que pudiera intervenirla. La operación consistió en retirarle parte del hueso craneal parietal (lo que se conoce como una craneoctomía descomprensiva más esquirlectomía). Durante la intervención quirúrgica, la madre de Yaxury pidió con fervor la intercesión del Dr. José Gregorio Hernández ante Dios, y ella misma afirma que percibió su presencia de forma inmediata, cuando sintió una mano en el hombro y una voz que le habló: «¡Quédese tranquila, todo irá bien!».

Así fue. Una vez realizada la cirugía, Yaxury regresa nuevamente al hospital, bajo observación médica. Recuperándose satisfactoriamente y sin complicaciones, continuó su tratamiento en Pediatría, y a los 20 días es referida a diferentes especialidades para su cuidado (neurocirugía, neurología, medicina física, pediatría y rehabilitación).

Una comisión de la Arquidiócesis de Caracas, visitó San Fernando de Apure el 18 de diciembre de 2018, con la presencia del Cardenal Baltazar Porras, instaurándose el Tribunal Eclesiástico para el procesamiento del caso que se convertiría entonces en el presunto milagro. El 09 de enero de 2020, la Comisión Médica de la Congregación para la Causa de los Santos, aprobó el milagro atribuido a la intercesión del Venerable Dr. José Gregorio Hernández, y de igual forma ocurrió el 27 de abril de 2020 con la Comisión Teológica.

Hoy, 19 de junio de 2020, Venezuela celebra con gozo, la promulgación del decreto autorizado por el Papa Francisco, en el que se aprueba la Beatificación del Dr. José Gregorio Hernández, Médico de los Pobres, insigne laico venezolano, ejemplo de virtudes cristianas.

Mensaje del Cardenal Baltazar Porras

Cardenal Baltazar Porra concelebra Misa en Iglesia de La Candelaria el 20 de junio.

Caracas.- En el marco de la aprobación de la Beatificación del Dr. José Gregorio Hernández, hoy, 19 de junio de 2020, el Arzobispo de Mérida y Administrador Apostólico de Caracas, Cardenal Baltazar Porras, ofreció una rueda de prensa en la que invitó a las familias venezolanas a realizar una vigilia en sus hogares, en honor al Médico de los Pobres.

«Cada hogar se debe convertir el día de hoy en un templo. Hagamos una vigilia compartamos en oración junto a la familia», fueron las palabras del Cardenal Porras. Exhortó a todos los templos del país a sonar las campanas a las 8:00 p.m. de la noche de hoy, como expresión de jubilo de la Iglesia en Venezuela.

El Cardenal Porras afirmó que está prevista la construcción de un templo en honor al Dr. José Gregorio Hernández, una vez se lleve a cabo su beatificación; aunque su altar permanecería en la iglesia de La Candelaria en donde reposan los restos del insigne venezolano.

El prelado además hizo un llamado de conciencia para aquellos que utilizan la imagen del Dr. José Gregorio Hernández con propósitos distintos a la fe cristianas, indicando que «con la fe no se juega». Al finalizar la rueda de prensa, se presentó la imagen oficial del Dr. José Gregorio Hernández, quien con su beatificación, se convertiría en el 4to Beato venezolano y el primero trujillano.

Fuente: Redacción con información de Vatican News y Prensa CEV

Deja un comentario