Editorial: Indultos a presos inocentes

El régimen presidido por Nicolás Maduro ha demostrado ejecutar políticas que son dignas de las más laboriosas costureras: “No da puntada sin dedal”.

Por ello, no ha debido causar sorpresa la repentina liberación de cárcel de unas cinco decenas de presos, y la liberación de ser perseguidos de otros tantos hasta completar la cifra de 110 entre presos, perseguidos y solicitados.

Bien para los liberados. No podemos menos que contentarnos con esos indultos. Aunque creemos que es de justicia precisar los términos.

A buena parte de esos venezolanos ni siquiera se les llevó a una audiencia. Muchos no conocieron los expedientes, en los cuáles presuntamente se les acusó de delitos. Simplemente fueron impuestos de una reclusión en jornadas tribunalicias a deshora, con abogados que los acusados no designaron, para luego ser depositados en calabozos dignos de la Edad Media: hasta que nadie se acordara de ellos.

Si todavía está vigentes el principio legal, que establece que las personas acusadas son inocentes hasta que se demuestra su culpabilidad, esos 110 venezolanos han sido y son inocentes.

En consecuencia, se han liberados 110 inocentes.

Eduardo Martinez

Editor

www.eastwebside.com

 

 

Deja un comentario