Editorial: Estado de excepción en la frontera

Spread the love

editorialLos problemas fronterizos no son nada nuevo. Son miles de kilómetros desprotegidos, en los que tanto la guerrilla colombiana, los paramilitares, grupos revolucionarios venezolanos, contrabandistas, cuatreros, narcos y otros delincuentes, han venido ejerciendo su soberanía.

El cobro de vacunas, aplicado por esta colección de irregulares, cubre varios estados del país, sin que las autoridades hayan tomado acción alguna.

Los productores, comerciantes y empresarios en general de estados como Apure, Barinas, Táchira, Amazonas, Zulia, entre otros, han venido denunciando reiteradamente las acciones de estos grupos.

Ahora el gobierno de Nicolás Maduro cierra una frontera viva, como es la del Táchira con el Norte de Santander, y somete los municipios fronterizos a un estado de excepción, donde cualquier cosa podría ocurrir. La causa: una emboscada a un grupo de militares venezolanos en territorio venezolano.

El daño al comercio a ambos lados de la frontera es inmenso. Tanto en dinero como en lo humano. Hay una población que hace su vida a ambos lados. Viven de un lado, y trabajan del otro.

Por ello causa dudas razonables el porqué se haya tomado la decisión del cierre fronterizo. Por que eso no resuelve el grave problema de soberanía antes descrito, tierra venezolana adentro.

Eduardo Martínez

Editor www.estawebside.com

Deja un comentario