Editorial: Cuando 2 + 2 son 4

Editorial: Cuando 2 + 2 son 4

Spread the love

El secuestro del teniente Ronald Ojeda, hecho ocurrido en Chile esta semana, ha impactado a los venezolanos, tanto quienes vivimos en Venezuela como aquellos que están desperdigados por todo el Mundo.

La mayor parte de los que se fueron, hoy en día forman parte de la diáspora porque sintieron falta de un espacio donde encajar en la sociedad venezolano. Otra parte de esos venezolanos expatriados, son exiliados políticos. Sintieron que su vida corría peligro. El Tte. Ronald Ojeda forma parte de este último grupo.

Es impresionante el video de su secuestro. Captado por una cámara de vigilancia, donde se le vestido solo con un boxer, descalzo, esposado con las manos atrás, y llevado por dos secuestradores encapuchados de porte militar, ataviados con indumentaria presuntamente militar/policial o de grupos comandos de asalto.

Esas características iniciales del secuestro no son gratuitas o casuales. Son “tal vez” un mensaje, una operación disuasiva. ¿Por quiénes? ¿Para quiénes? Y ¿Porqué?, no lo sabemos.

El inusual suceso en Chile logró que el presidente Boric suspendiera sus vacaciones veraniegas. Ayer el gabinete se activó, y los organismos de seguridad chileno ya se encuentran investigando el secuestro. Esperemos que con estas investigaciones den con el paradero del Tte. Ojeda, se logre llegar al fondo de la trama, y se encuentre a los ejecutores y a los autores intelectuales que dieron las órdenes.

70 años después

El secuestro del Tte. Ojeda guarda similitudes con el asesinato del también Teniente León Droz Blanco, en una calle de Barranquilla en junio de 1954. Exilado en Colombia, Droz Blanco había solicitado asilo en Colombia. Temía por su vida.

Su asesino, Braulio Barreto, había sido enviado por la Seguridad Nacional para dar con el teniente. Barreto no pudo huir de Colombia, al ser detenido por la policía, y acusado de asesinato.

Esperamos que el Tte. Ronald Ojeda sea rescatado con vida por la policía chilena.

Eduardo Martínez, Editor

www.eastwebside.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *