Eddie Ramírez: Luto e indignación

Spread the love

por Eddie Ramírez

Estamos de luto por los 41 compatriotas fallecidos en Amuay, por los cientos de presos masacrados, por los miles de ciudadanos asesinados, por los damnificados, por los enfermos que no reciben atención, por quienes padecen hambre, por los prisioneros políticos y exiliados, por los periodistas agredidos. Nos entristece el deterioro de la educación, de las instituciones y empresas del Estado, de la infraestructura, las confiscaciones a la propiedad privada y la fuga de talento.
Estamos indignados porque todo lo señalado era evitable. Aunque el teniente coronel declare que es irresponsable achacar la tragedia de Amuay a falta de mantenimiento, cabe recordar que el presidente de Pdvsa en su última Cuenta a la Asamblea Nacional reconoció que las refinerías no contaron con el presupuesto adecuado, con los repuestos necesarios, ni con los recursos humanos entrenados. Antes de este accidente, desde el 2003 fallecieron 77 trabajadores en accidentes laborales y desde setiembre del 2009 a la fecha, las gandolas de Pdvsa estuvieron involucradas en accidentes que costaron la vida a 101 ciudadanos.
Estamos indignados porque dirigentes sindicales como Froilán Barrios, José Bodas, Iván Freites y Rubén González han señalado que en las empresas del Estado no se respetan las normas de seguridad. También Gente del Petróleo y Unapetrol hemos denunciado irregularidades en el cumplimiento de la ley, pero sin respuesta.
Humberto Prado y organismos defensores de los derechos humanos han advertido el horror de nuestras cárceles y el suministro de armas y drogas por parte de los custodios.Como respuesta el régimen designa personas no capacitadas para enfrentar este drama. Los gremios de la salud, educación, ingeniería y de la producción han hecho denuncias y aportado recomendaciones que se estrellan ante los destructores de país. ¡Estamos de luto, pero también indignados! Exigimos sanciones. Sí hay un camino

eddiearamirez@hotmail.com

Deja un comentario