Eddie Ramírez: Ante la duda, no te abstengas

Por Eddie A. Ramírez S

Cuando se tienen dudas sobre la toma de determinada decisión, el viejo adagio latino aconseja  in dubiis, abstine. Es decir, ante la duda, abstente. Esto se aplica en derecho y en muchos aspectos de la vida. Tiene lógica que si dudamos sobre nuestra capacidad para cruzar a nado un rio, es preferible quedarnos en la orilla. Es lo que dicta la prudencia. Sin embargo, a veces es necesario tomar riesgos. Cuando Bolívar evaluó   cruzar los Andes, probablemente lo asaltaron dudas de que eso fuese factible, pero prefirió correr el riesgo que le permitió liberar Colombia y seguir hacia el sur. Hoy, muchos venezolanos tienen dudas sobre votar en la Primaria o abstenerse. Al respecto nos permitimos aconsejar que, pese a todas las dudas, es necesario votar en la Primaria y posteriormente en la presidencial. Además, el riesgo es mínimo o inexistente.

1-La Primaria se va a realizar no solo porque entre nuestra dirigencia no  hay un primus inter pares, es decir uno  de mayor peso específico entre los candidatos, sino porque no se pusieron de acuerdo para seleccionar a alguien con prestigio que no fuese  del grupo  activo en los partidos políticos. Ello obliga a que votemos para escoger quien debe llevar la voz cantante de la oposición y, eventualmente, ser nuestro candidato presidencial. Cualquier hijo de vecino no puede seguir siendo nuestro vocero.

2-Esta elección debe tener éxito para evidenciar que somos una gran mayoría y poner orden en la oposición. Por ello también es necesario que el voto no se diluya, para que el candidato ganador lo sea con un elevado porcentaje de aprobación. El fracaso de la Primaria sería una victoria para Maduro, tanto nacional, como internacionalmente.

3-Preferimos que esta elección sea sin presencia del Consejo Nacional Electoral (CNE). Sin embargo, también hay argumentos que aconsejan sea con cierta participación de este organismo. Al respecto, debemos confiar en la Comisión Nacional de Primaria (CNP), la cual afirma que, caso de que el CNE tenga algún papel,  el proceso no será controlado por ese organismo.

4-Para esta Primaria, las dudas de los opositores se han centrado en la utilización de las máquinas de votación y en la capta huellas. Ambas no son necesarias y lo que causan es desconfianza y miedo. Son herramientas del régimen para hacer negocio y para desincentivar el voto. En ninguna de las votaciones que hemos tenido se han detectado diferencias entre lo que indican las máquinas y las boletas que emite.  El caso de las capta huellas es más complejo y es válido el temor de que el régimen pueda conocer la identidad del opositor, por lo que si se utilizan debemos confiar en las medidas que tome la CNP para neutralizar esta posibilidad.

5-Para la elección presidencial, las trampas del régimen han sido inhabilitaciones ilegales, ventajismo en la propaganda, uso de los medios del Estado para movilizar electores, amedrentamiento a quienes acuden a las Mesas Electorales, amenazas a los empleados públicos con el falso argumento de que se sabrá por quién votan, abuso de votantes asistidos, registro electoral muy desactualizado, con restricciones de sitios de inscripción y muy probablemente inscripciones indebidas. Sin embargo, la trampa de mayor influencia es cuando no tenemos testigos y el oficialismo pone a votar a su favor a los ausentes.

6-Dada la naturaleza del régimen, sin presión internacional los venezolanos no podemos neutralizar todas las trampas citadas. Por ello requerimos que los países democráticos esgriman la posibilidad de aplicar sanciones drásticas para lograr elecciones libres. Lo que sí podemos y tenemos que hacer es organizarnos para tener testigos adiestrados en todas las Mesas, que garanticen un voto, un elector,  que permanezcan hasta el conteo, tengan en sus manos las actas y reporten los resultados. La otra acción previa es contribuir a la movilización a los Centros de Inscripción Electoral para que se inscriban los nuevos votantes y cambien de domicilio los que lo requieran.

7-Desde luego, si el régimen se siente perdido apelará a medidas más drásticas, tales como apoderarse de las cajas con las papeletas, inhabilitar al candidato electo o cualquier otra, pero ello le representará un elevado costo político y podría desencadenar una gran protesta nacional que lo obligue a dejar el poder.

8-La situación de la votación para la Primaria en el exterior es que, por ahora, solo habrá pocas ciudades donde se podrá votar y que, lamentablemente, no podrán hacerlo quienes no estén inscritos en el REP, lo cual deja por fuera a muchísimos jóvenes. El número de ciudades se podría ampliar si, al inscribirse en el registro electoral, válido solo para esta elección, se detecta que hay grupos de cierto tamaño de compatriotas en otras localidades. Con respecto a la elección presidencial, sin duda el régimen pondrá todos los obstáculos para restringir el número de votantes. Además, la inexistencia de muchos Consulados es un factor limitante, aunque si hubiese voluntad política se podría resolver votando en otros sitios con supervisión internacional. El Movimiento Ciudadano de Venezolanos en el Mundo está luchando por este derecho político, que también es un derecho humano.

9- Una Primaria exitosa favorece que el régimen tenga que reconocer su derrota en la elección presidencial y debería abrir el camino para el registro y voto en el exterior en países donde no haya consulados.

10- Votar en la Primaria y en la presidencial es un derecho, un deber y, en las actuales circunstancias, la herramienta que tenemos a mano para desplazar a Maduro. ¿Difícil? Sí, pero posible y con elevada probabilidad. Abstenerse ante la duda no es ser un buen ciudadano.

Como (había) en botica Se agudiza la escasez de gasolina por los accidentes en las refinerías debidos a la ineptitud de los gerentes y falta de mantenimiento de las plantas. A Diosdado hay que contestarle en su mismo lenguaje: por las buenas o por las malas tendrán que irse. ¡ No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez@hotmail.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *