Un año sin Mahsa

Spread the love

Por Gabriella Colarusso y Laura Lucchini

Hace un año, el 16 de septiembre. Mahsa Amini, una joven kurda de 22 años detenida por la policía moral porque fue acusada de no llevar correctamente el velo que la República Islámica impone a todas las mujeres, muere en el hospital Kasra de Teherán después de tres días en coma. Las autoridades intentan confirmar la teoría de la muerte por un infarto, pero la familia lo niega y en cambio informa que la niña fue golpeada. En poco tiempo, la historia de Amini desató una ola de protestas que se extendieron por todo el país, en más de 80 ciudades, desde el norte kurdo hasta el sur baluchi. “Jin, jiyan, azadi”, “mujer, vida, libertad”, cantan las plazas. Al frente de las marchas están principalmente mujeres y gente muy joven, un movimiento espontáneo que no sólo pide la abolición del velo obligatorio sino también derechos civiles y libertades políticas, desarrollo económico, el fin de la teocracia y el advenimiento de un nuevo régimen político: en democracia.

Es el desafío más insidioso a la legitimidad de la República Islámica en sus 44 años de historia. La República repasó los principales acontecimientos que marcaron este año y abrió nuevas grietas en la sociedad iraní, iniciando un cambio con resultados aún inciertos.

16 de septiembre de 2022

El 16 de septiembre de 2022, Mahsa Amini murió en el hospital de Kasra en Teherán. De 22 años, originaria de Saqqez, en el Kurdistán iraní, había sido detenida dos días antes por la policía moral porque la acusaban de no llevar correctamente el velo. Los primeros manifestantes se reúnen frente al hospital, comienzan las protestas

20 de septiembre de 2022

En pocos días las manifestaciones se extendieron por todo Irán, encabezadas por jóvenes y mujeres, que exigen el fin de la obligación de llevar el velo y nuevos derechos políticos y civiles. Jin, yihad, azadi. “Mujer, vida, libertad” es el lema de la revuelta. El 20 de septiembre en Kerman una chica sentada sobre una columna eléctrica se descubrió el pelo y se lo cortó, en señal de protesta. El gesto será repetido por miles de mujeres en todo el país y el exterior

29 de septiembre de 2022

El 29 de septiembre, fue arrestado Shervin Hajipour, un conocido cantante pop iraní que escribió la canción Baraye, «Per», que se convirtió en el himno de las protestas y se compartió un millón de veces en línea. Músicos y sobre todo raperos como Toomaj Salehi están al frente de las protestas y pagarán un precio muy alto con detenciones y torturas.

30 de septiembre de 2022

El 30 de septiembre, las fuerzas de seguridad dispararon contra una manifestación en Zahedan, capital de la provincia de Sistán y Baluchistán, en el sur, matando a decenas de manifestantes. El “Viernes Sangriento” provoca más protestas en todo el país. El lema «De Zahedan a Sanandaj, un Irán» se convierte en símbolo de la unidad de las minorías

1 de octubre de 2022

El 1 de octubre, por primera vez en 40 años, la diáspora iraní en el extranjero sale a las calles en más de 150 ciudades de todo el mundo en solidaridad con los manifestantes en Irán. En Berlín, un río de gente llega al centro de la ciudad

15 de octubre de 2022

El 15 de octubre, una revuelta en la prisión de Evin fue reprimida sangrientamente. Días después el gobierno admitió que hubo 8 muertos, pero según informes de la prensa independiente fueron decenas. Evin es la prisión de presos políticos, donde están detenidos activistas, abogados, profesores y defensores de los derechos humanos. “Teherán es una prisión, Evin es una universidad”, corean los manifestantes

7 de enero de 2023

Más de 20 mil personas fueron arrestadas durante las manifestaciones y al menos 400 murieron. Los abogados denuncian violaciones y torturas en prisión. El 7 de enero, la justicia ordenó en la madrugada el ahorcamiento de los dos primeros manifestantes, tras un «juicio» que duró menos de dos meses: Mohammed Mehdi Karami, de 22 años, y Mohammad Hosseini, de 39 años. El padre de Karami (en el vídeo llorando a su hijo en su tumba) fue arrestado a finales de agosto.

10 de febrero de 2023

El 10 de febrero, en la Universidad de Georgetown, ocho líderes de la diáspora iraní presentan un consejo para la transición democrática de Irán: es el primer intento de organizar la oposición política en el extranjero. Están las actrices Nazanin Boniadi y Golshifteh Farahani, la premio Nobel de la Paz Shirin Ebadi, los activistas Masih Alinejad y el médico Hamed Esmaeilion; el ex capitán de fútbol Ali Karimi, el ex príncipe heredero Reza Pahlavi y el líder kurdo Abdullah Mohtadi. Dos meses después Esmaeilion abandona la iniciativa por «falta de transparencia». El grupo se divide-

8 de marzo de 2023

Después de una serie de misteriosos envenenamientos en escuelas de niñas de todo el país, la UNESCO exige una investigación independiente por parte de las autoridades iraníes. Decenas de estudiantes reportan problemas respiratorios y síntomas de intoxicación. También fueron envenenados estudiantes de primaria que se habían sumado a las protestas. Vídeo de una escuela en Urmia.

16 de julio de 2023

El 16 de julio las autoridades anunciaron el regreso de la policía moral a las calles. Decenas de cámaras están instaladas en las ciudades para vigilar a las mujeres que no llevan velo. El Parlamento debate nuevas leyes y castigos más severos para quienes infrinjan las normas, desde la retirada del permiso de conducir hasta la suspensión de los servicios sociales y las multas. Muchas niñas siguen desafiando las prohibiciones.

10 de agosto de 2023.

El 10 de agosto, después de meses de helada diplomática en Irán, la administración Biden anunció un acuerdo con Teherán para la liberación de cinco prisioneros

iraníes-estadounidenses a cambio de la liberación de aproximadamente 6 mil millones de dólares en fondos iraníes bloqueados en bancos extranjeros. Los rumores en la prensa hablan de un acuerdo informal que en realidad es más amplio: los iraníes se comprometen a frenar la expansión del programa nuclear a cambio de fondos congelados y el cese de nuevas sanciones.

Desde mediados de agosto, las autoridades iniciaron una campaña de detenciones preventivas para evitar nuevas manifestaciones con motivo del primer aniversario de la muerte de Amini. Se arresta a familiares de las víctimas, artistas, activistas y ciudadanos comunes. El 28 de agosto, el cantante Mehdi Yarrahi, autor de Rosarito, una canción contra la obligación de las mujeres de llevar velo, también acaba en prisión-

El gobierno reaccionó a los disturbios de septiembre con mano dura: activistas, intelectuales, profesores, actrices, músicos, numerosos estudiantes y ciudadanos corrientes fueron detenidos. Los abogados denuncian violencia y tortura en prisión. Los juicios, a menudo realizados a puerta cerrada, duran unos meses o incluso semanas. Las primeras condenas a muerte llegan en diciembre. Los manifestantes Mohsen Shekari y Majidreza Rahnavard, ambos de 23 años, fueron ahorcados al amanecer acusados de haber «matado a dos basiji», la fuerza paramilitar utilizada para reprimir violentamente las protestas. Incluso hoy en día no se sabe con certeza el número de muertos por la represión.

Según Amnistía Internacional, 525 personas murieron. Entre ellos, también 70 policías. El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas inicia una investigación internacional independiente, una decisión sin precedentes en la historia de las relaciones entre Teherán y el organismo. Europa está sancionando a los responsables de la represión, al igual que Estados Unidos.

Las relaciones diplomáticas entre Teherán y Occidente terminan en un callejón sin salida. Mientras tanto, cada vez más iraníes están empezando a desobedecer los estrictos códigos de vestimenta al descubrirse el cabello. Actrices y deportistas se unen a la protesta, animando públicamente a la desobediencia: a muchas les quitan el pasaporte, a otras acaban en prisión.

Aislado externamente y bajo presión en las calles, el gobierno iraní parece aflojar su control durante unos meses. La policía moral desaparece de las calles. Pero a medida que pasan las semanas, las autoridades vuelven a endurecer las penas y las prohibiciones. Se instalan cámaras de vigilancia en las calles para identificar y sancionar a las mujeres sin velo.

Se ordena a las oficinas públicas y a los comercios privados negar servicios a cualquier mujer con la cabeza descubierta. El Parlamento endurece las sanciones a quienes infrinjan las normas y las fuerzas de seguridad desencadenan una nueva ola de detenciones y represión en vista del primer aniversario de la muerte de Amini para cortar de raíz cualquier rebelión. Desde principios de agosto, personas vinculadas a las manifestaciones del año pasado han sido víctimas de detenciones arbitrarias, interrogatorios, despidos y amenazas, informan activistas.

La casta militar y religiosa en el poder todavía parece firmemente al mando e Irán ya no parece tan aislado ni siquiera para Occidente. Teherán y Washington concluyen un acuerdo para el intercambio de prisioneros: Estados Unidos, que se ha mostrado duro contra la represión de los ayatolás, no quiere cerrar todos los canales de negociación sobre la energía nuclear.

Tomado del diario la Repubblica de Roma, de su edición del día 19 de septiembre, 2023.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *