TSJ declara parcialmente con lugar demanda de trabajador

Spread the love

La Sala de Casación Social Especial en ponencia del magistrado Luis Franceschi Gutiérrez, declaró parcialmente con lugar una demanda interpuesta por Francisco Bautista Villahermosa contra la sociedad mercantil B&P Ingeniería, C.A., la cual deberá pagar al demandante la cantidad de de veinticinco mil bolívares fuertes (Bs. F. 25.000,00), por concepto de indemnización por daño moral.

El presente caso se refiere al juicio por cobro de diferencia de acreencias laborales e indemnizaciones derivadas de enfermedad profesional, presentado por Francisco Bautista contra mencionada sociedad mercantil, caso en el que el Juzgado Superior Segundo del Trabajo de la Circunscripción Judicial del estado Anzoátegui, el 6 de febrero de 2009, declaró sin lugar el recurso de apelación interpuesto por el demandante y confirmó la decisión del Juzgado Tercero de Primera Instancia de Juicio del Trabajo de la misma Circunscripción Judicial.

La sentencia del referido Juzgado de Primera Instancia del Trabajo declaró prescrita la acción por cobro de prestaciones sociales y otros conceptos laborales; improcedente la prescripción de las indemnizaciones derivadas de la enfermedad ocupacional; la caducidad de la acción para reclamar las indemnizaciones derivadas de la enfermedad ocupacional, conforme a lo contenido en la cláusula 31 letra “H” de la convención colectiva petrolera año 2005-2007 y por tanto sin lugar, la demanda por cobro de diferencia sobre prestaciones sociales.

Francisco Bautista Villahermosa presentó un recurso de casación contra la decisión del Juzgado Superior Segundo del Trabajo de la Circunscripción Judicial del estado Anzoátegui.

Posteriormente la Sala de Casación Especial, creada mediante Resolución N° 2009-0062 emanada de la Sala Plena del TSJ recibió de la Sala natural el presente expediente, y se constituyó quedando integrada por el ponente y magistrado Luis Franceschi Gutiérrez y los conjueces accidentales principales, abogados Jesús Torres Pertuz y Evelin Edrey Salas.

La Sala de Casación Social Especial después de estudiar el recurso presentado, lo declaró con lugar, por lo que se anuló la sentencia dictada por el mencionado Juzgado Superior del Trabajo.

Pronunciamiento sobre el fondo del caso

Acto seguido la Sala del Alto Tribunal del país, de conformidad con el artículo 175 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, se pronunció sobre el fondo de la presente controversia y constató que el demandante alegó que ingresó a prestar servicios para la demandada el 17 de agosto de 2004, desempeñándose como obrero en la actividad de colocación de manto asfáltico en los techos de las casas que se estaban construyendo para la sociedad mercantil Petróleos de Venezuela, S.A. (Pdvsa).

Indicó Francisco Bautista Villahermosa que entre sus tareas diarias se encontraba descargar alrededor de 100 rollos de manto asfáltico, cada uno con un peso entre los 30 y 40 kilogramos, los cuales descargaba sin ayuda de ningún medio mecánico. Posteriormente debía trasladar estos rollos de manto asfáltico hasta el sitio en donde iban a ser colocados, distancias éstas que oscilaban entre 20 y 30 metros.

Según esgrimió, su trabajo como obrero le generó discopatía degenerativa multinivel con protusión discal C5-C6, C6-C7 y discopatía L4-L5, L5-S1 centrales con compromiso de formanenes a predominio izquierdo, hipertensión arterial y cifras de glicemias elevadas.

Luego de estudiar el expediente del presente caso y constatar la existencia de una enfermedad profesional que aqueja al demandante, la Sala del TSJ indica en su sentencia, entre otros aspectos, que “con base a los supuestos objetivos, como es la incapacidad para el ejercicio de su profesión habitual, dadas las dificultades físicas que experimenta, derivado de las secuelas causadas por la enfermedad, se acuerde una indemnización por daño moral de veinticinco mil bolívares fuertes (Bs. F. 25.000,00); no siendo dicha suma sujeta a indexación acorde al inveterado criterio jurisprudencial de la Sala.”

Por otra parte la Sala de Casación Social Especial declaró prescrita la acción por cobro de diferencia de acreencias laborales, por lo que se declaró parcialmente con lugar la demanda intentada por Francisco Bautista Villahermosa, contra la sociedad mercantil B&P Ingeniería, C.A., a la cual se condena a pagar al trabajador la referida cantidad por concepto de daño moral.

Fuente: Prensa TSJ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *