TSJ admite pruebas promovidas por Cedice contra Conatel

El Juzgado de Sustanciación de la Sala Político Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia, se pronunció sobre la admisibilidad de las pruebas promovidas, en la acción de nulidad, por la representación judicial del Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice), y los ciudadanos Rafael Alfonzo, Oscar García, Ricardo Zuloaga, Fernando Salas y Trino Márquez; en el acto administrativo de fecha julio de 2009 que dictó la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) contra  Cedice.

La providencia que dictó Conatel ordenó, entre otros aspectos, la apertura de un procedimiento administrativo sancionatorio a las sociedades mercantiles Venevisión, Meridiano TV, Televen, Globovisión, Onda 107.9 FM y Fiesta 106.5 FM, Cedice y Asoesfuerzo, con el fin de determinar si la conducta desplegada por las mismas, “está incursa en el supuesto de hecho contenido en el numeral 1 del artículo 29 de la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión”, asimismo dictar medida cautelar a los medios de comunicación antes mencionados, de abstenerse de difundir en forma inmediata todas las propagandas que conforman la campaña ‘En Defensa de la Propiedad’, ofrecida por los anunciantes Cedice y Asoesfuerzo.

La medida debía ser aplicada al contenido del mensaje en sus distintas versiones o similares, tanto de radio como de televisión, así como de cualquier otra propaganda que podría promover, hacer apología o incitar a la guerra; promover, hacer apología o incitar a alteraciones de orden público; promover, hacer apología o incitar al delito; ser discriminatorias, promover la intolerancia religiosa; ser contrarios a la seguridad de la Nación o ser anónimos, según detalla la decisión del Juzgado de Sustanciación.

Ante el recurso de nulidad interpuesto por Cedice y otros, la representación judicial de Conatel alegó que las pruebas son manifiestamente impertinentes, ya que “las mismas en nada se relacionan con el hecho controvertido, el cual versa sobre la solicitud de nulidad parcial de la Providencia Administrativa N° 1.427, mediante la cual se dio inicio a un procedimiento administrativo sancionatorio y se acordó una medida cautelar a la recurrente, siendo esta última la parte de la providencia que se pretende anular (Medida Cautelar), por lo tanto, si lo que se pretende es la nulidad de una medida cautelar es totalmente impertinente consignar actas de declaración de testigos que depusieron sobre temas relacionados con el fondo del procedimiento, y no sobre la procedencia o no de la medida cautelar acordada, que es el objeto del presente recurso” .

Por otra parte, el Juzgado considera que los apoderados de los accionantes intentan traer a los autos elementos que podrían guardar relación con los hechos controvertidos en este juicio, en los términos indicados en el libelo, y vista la aplicación del principio de libertad probatoria acogida en forma reiterada por esta Sala, en otras sentencias, “no le es dado a este Juzgado negarse a su admisión, salvo que la impertinencia alegada sea manifiesta, esto es, en casos muy claros”; pues la decisión señala que será el Juez del mérito quien en la oportunidad correspondiente analizará su valor probatorio, en virtud de lo cual se desecha la oposición formulada a las documentales indicadas el aparte II, titulado “Documentales” del escrito de promoción de pruebas.

De allí que el Juzgado de Sustanciación admita cuanto ha lugar en derecho por no ser manifiestamente ilegales ni impertinentes, salvo su apreciación en la sentencia definitiva, las documentales indicadas en el aparte II, titulado “Documentales”, y producidas con el escrito de promoción de pruebas, las cuales se contraen a reproducir el mérito favorable de autos; y, por cuanto dichos documentos cursan en autos.

Fuente: Prensa TSJ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *