Simón Jiménez Salas: Decantación del ser político (2 de 4)  

Spread the love

Por Simón Jiménez Salas

La valoración despectiva

La constante valoración (o desvaloración) del político lo califican de “deshonesto”, lo cual constituye un deporte universal afirmado por generaciones y por muchos países. Cuando leemos la historia más antigua leemos que ya se despotricaba de los políticos y se les calificaba de deshonestos, cuando es condición existencial en el político la honestidad, recordando que estamos hablando del político democrático. No hablamos del político afiliado al totalitarismo que por esencia debe ser deshonesto no solo en lo económico o en lo social sino en todos los géneros y especies.

Los políticos de nuestro País no escapan de ese calificativo, “los políticos son ladrones”, Es una valoración arraigada en la sociedad venezolana con criterio y de conducta teórica, que con el prisma de los abogados se afirmaría que el argumento ni tiene acervo probatorio; pero es más grave porque al no existir pruebas concretas y reales contra el político, se las inventan.-

Miremos las zonas más alta y elistesca de nuestros políticos, los que han sido Presidentes y los que han sido líderes de los partidos de la llamada cuarta República, Betancourt, Leoni, Caldera, y   Luis Herrera, quienes considero fueron Presidentes honestos, con errores políticos y económicos, pero en la moralidad de la dirección del patrimonio Público, no existen elementos reprochables. De Carlos Andrés se dijo que Cecilia Matos fue deshonesta actuando en su nombre y de Lusinchi con Blanquita Ibáñez emiten opinión similar. Pero al final de la vida de ambos su existencia fue muy precaria de signo contrario al decir popular.

Al hablar de los dirigentes políticos en la dimensión económica de los miembros del CEN en Acción Democrática y del Comité Nacional en COPEI en una mayoría han demostrado que no se aprovecharon del Patrimonio Público. Hemos visto a Octavio Lepage,  Carlos Canache Mata, Pedro Pablo Aguilar, Arístides Beaujon, José Curiel y a muchos dirigentes de ambos partidos, algunos ya muertos, trasladándose en autobuses, camionetas públicas y el Metro. Otros dirigentes de esos partidos, salvo excepciones, tienen niveles de vida modestos. –

Las excepciones las hay, son algunos políticos que fueron corruptos y el pueblo los conoce; más por su culpa no se puede generalizar. Esos tienen vida dispendiosa, el enriquecimiento se les nota, no lo ocultan ni lo pueden ocultar; pero son la Minoría. – Hay una expresión popular mediante el cual, “en la Cuarta Republica sabíamos quiénes eran los corruptos, hoy día, en la quinta, no sabemos quiénes son los honestos”.

Sobre este tema, debemos hacer precisiones sobre los principales partidos de hoy, “Primero Justicia”, “Voluntad Popular” y “Un Nuevo Tiempo”, sin dejar de afirmar que Acción Democrática, y COPEI no han perecido y lentamente están revitalizándose.

Primero Justicia y Voluntad Popular fueron creados e integrado por jóvenes universitarios, profesionales y estudiantes como respuesta de una juventud que no se sentía representada activa y funcionalmente por AD y COPEI, aunque VP nació de Primero Justicia donde Leopoldo López dirigente de esa organización política se escindió, yéndose a Un Nuevo Tiempo, del cual también se marchó para fundar su propia organización. La primigenia incorporación al mundo político de la juventud que la formó fue la necesidad de actuar frente al sistema que se reflejaba como indeseable en el año 2.000 y siguientes. La juventud se sintió representada en esas organizaciones y crecieron en la medida de la Inacción de AD y de COPEI y en proporción inversa al sistema comunista con que se vestía el gobierno.

Sus líderes también han sido señalado de corruptos. Personalmente sin relación personal con los dirigentes de esos partidos, visualizo que los principales jefes de esos  dos partidos no parecieran estar inmersos en corrupción, como por ejemplo en Primero Justicia Henrique Capriles Radonski, Julio Borges, Carlos Ocariz, Juan Pablo Guanipa,  Gerardo Blyde, (Fue Alcalde de Baruta y está en Retiro) y Leopoldo Martínez Nucete (actualmente exilado). En Voluntad Popular , tengo la misma conceptuación de Leopoldo López, a pesar de la reiterada ofensiva contra su honestidad, Juan Guaidó, (presidente encargado del País) Carlos Vecchio, Fredy Guevara, Tamara Adrián y  Fabiola Colmenares. También creo que existen otros muchos en estos dos partidos quienes pueden ser calificados de honestos. Puedo equivocarme, pero lo formulo desde una perspectiva independiente, desprovista de prejuicios y sin ánimo defensivo o peyorativo. No son de mis afectos ni de mis relaciones.

Señalamientos graves de tipo económico  también se han emitido contra Henry Ramos Allup, sin que hubiere prueba alguna, salvo una relación parental, que no significa complicidad activa o pasiva y menos corrupción personal.

En cuanto a Un Nuevo Tiempo existe un espacio gris que no permite emitir juicios de valor objetivo en este momento. Existen decires que no han podido ser corroborados.

Deja un comentario