Petróleo venezolano cerró el 2010 con un incremento mayor a 40%

Spread the love

El precio de la cesta petrolera venezolana cerró el año 2010 promediando 82 dólares el barril, lo que representa un incremento de más de 40%, si se compara con el 2009 cuando promedió 57,1 dólares por barril.

Los precios de los crudos marcadores internacionales West Texas Intermediate-WTI, el Brent y el de la Organización de Países Exportadores de Petróleos-Opep también mostraron el pasado año una gran recuperación, luego de la debacle que sufrieron desde julio del año 2008 cuando cayeron de los 147 dólares a unos 30 dólares el barril en enero de 2009, como consecuencia de la crisis financiera mundial, originada en Estados Unidos.

Esta caída fue frenada gracias a la política de recorte de producción que implementó la Opep, en la reunión de Orán, Argelia, realizada en diciembre de 2008, para equilibrar oferta y demanda.

El grupo de lo países productores recortó 4,2 millones de barriles diarios, cifra que aún se mantiene, ya que la cuota actual de producción del Opep es de 24,85 millones de barriles.

Venezuela, país que ocupa el quinto lugar a nivel mundial como exportador de crudo, se comprometió a reducir su producción en 364.000 barriles diarios para cumplir con los recortes acordados por la Opep y contribuir al incremento de los precios.

Aunque el precio del barril petrolero venezolano ha venido subiendo satisfactoriamente, las autoridades gubernamentales consideran necesario un precio que ronde los 100 dólares el barril, ya que, entre otras cosas, con ello se garantizan las inversiones necesarias en el sector.

«100 dólares el barril de petróleo es un precio justo porque permitiría remunerar el valor de nuestro recurso natural y sostener las importantes inversiones que debemos hacer todos los países productores del hidrocarburo para mantener nuestras capacidades de producción», expresó recientemente el Ministro del Poder Popular para la Energía y Petróleo, Rafael Ramírez.

Hasta la fecha, el recorte se mantiene intacto, con un estricto monitoreo del mercado petrolero, el cual sufre de variaciones y fluctuaciones, las cuales es necesario estabilizar.

Fuente: AVN

Deja un comentario