Perforación de pozos de agua se extiende por Caracas

Spread the love

Las continuas interrupciones del servicio de agua potable en Venezuela ha llevado a los habitantes a tomar medidas para abastecerse del preciado líquido.

Al no existir un servicio de suministro continuo por las tuberías, los alcaldes se han visto precisados a distribuir tanques de plástico a los habitantes de las zonas populares.

En los condominios, han sido los copropietarios quienes se han visto obligados a apelar a sus ahorros para entre todos contratar la perforación de pozos.

La BBC Mundo publicó este lunes un reportaje sobre la falta de agua y los pozos, firmado por Guillermo D. Olmo, su corresponsal en Caracas.

Señala Olmo, que “la fiebre (de la perforación) empezó hace alrededor de un año”. Dado que, como en otros lugares del país, la capital de Venezuela sufre desde hace años graves problemas en el suministro de agua. “En muchas zonas no llega más que una vez a la semana y en otras se pueden pasar meses sin recibirla”.

De acuerdo a una encuesta publicada por la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), “solo un 26% de los hogares venezolanos recibe agua a diario”.

Lo que explica porqué, “en los edificios en los que los residentes pueden pagarlo han encontrado una solución en la perforación de pozos para extraer el agua de los acuíferos subterráneos que abundan en la ciudad”.

Entrevistado por Olmo, “el ingeniero Nelson Rojas, de la consultora Geocarf, explica que su empresa ha encontrado un floreciente negocio en asesorar a quienes buscan agua bajo los cimientos de su casa”.

“Hay una alta demanda, sobre todo de condominios de alto poder adquisitivo (…) Antes, nuestros clientes solían ser ganaderos en el interior del país. Ahora trabajamos sobre todo para caraqueños que quieren volver a tener agua corriente”, contó el ingeniero.

En el reportaje se advierte que poner en funcionamiento un pozo “requiere un estudio previo del terreno, un análisis de la salubridad del agua que se va extraer, perforar, a veces a más de cien metros de profundidad, y acondicionar la instalación”. Siendo la inversión total entre US$15.000 y US$25.000.

También el periodista Olmo entrevistó a José María de Viana, expresidente de Hidrocapital, quien explicó la problemática que está detrás de las fallas del servicio en Caracas.

“Los embalses de donde viene el agua están llenos, pero están en zonas más bajas y alejadas, y muchas de las bombas que deben traerla hasta aquí dejaron de funcionar hace tiempo”, afirmó.

Agregando sobre la perforación de pozos, que “como la concesión de los permisos es tan arbitraria, la mayoría perfora el pozo sin informar a las autoridades”.

En este sentido advirtió que la Constitución venezolana establece que las aguas del país son bienes de dominio público y la Ley General de Aguas de 2007 prevé multas para quienes perforen pozos sin la pertinente licencia.

“Antes existía una red de pozos públicos que monitoreaba el estado de los acuíferos subterráneos y asesoraba a quienes solicitaban permiso para perforar sobre cómo y dónde hacerlo para que fueran explotados de manera sostenible, pero todo eso se abandonó”, recordó De Viana.

Por lo que De Viana se pregunta “¿Cómo va el gobierno a decirle a alguien que no haga un pozo si no le garantiza el suministro de agua en su casa?”.

De Viana también estima que el agua subterránea cubre un 10% de la demanda de la ciudad y que “el ritmo actual de perforación no es alarmante, pero puede serlo si no se resuelve el problema de fondo y esto se prolonga en el tiempo”.

“Ya hemos visto pozos que se secaron por su sobreexplotación en Maracaibo o Valencia”, otras ciudades importantes del país.

“El pozo le cambia la vida a la gente, pero ahí abajo no hay agua para todos”.

Fuente: BBC Mundo, Guillermo D. Olmo, foto cortesía de  Guillermo D. Olmo

Deja un comentario