¿Para qué importan los venezolanos?

Spread the love

Por Eduardo Martínez

Los venezolanos estamos confundidos por las noticias que nos llegan del exterior. Nos enteramos de negociadores que llegan al país para establecer conversaciones, diálogos o mediaciones -o como se les quiera llamar- para “resolver” la crisis venezolana.

Fuera de Venezuela la situación se pondera como muy crítica. La angustia internacional -si es que existe- lleva a organizar una mediación como la que es enviada a los países de África que están inmersos en cruentas guerras civiles.

Mientras tanto en Venezuela, puertas adentro, contamos con dos gobiernos, dos TSJ, dos procuradores, dos contralores, y ahora, dos Asambleas Nacionales.

Un gobierno, aparece en las cadenas de radio y tv, dando órdenes que nadie ejecuta. El otro gobierno, aparece en las redes. En las calles, mandan pranes, delincuentes de poca monta y alcabalas cobradoras de peajes.

En unas Asamblea Nacional, el régimen cuenta con una mayoría aplastante frente a diputados de oposición que no parecen contar para nada. En la otra Asamblea, refugiada tras una comisión especial y con un solo sector de la oposición, sus decisiones parecen tampoco contar.

Los contralores, no controlan. Así como tampoco los procuradores. Cada quien jala hacia su lado. En el medio, tratan de sobrevivir los venezolanos. Solo cuentan para servir de números o como referencias retóricas en los discursos: el “pueblo”, siempre el pueblo…

La verdad, es que los venezolanos parecen no ser tomados en cuenta, considerados y mucho menos consultados. Hablan por nosotros, pero por los resultados, parece que no importamos. Todo eso ocurre en momentos en que la pobreza evolucionó hacia la miseria.

(*) Editor

Deja un comentario