Obama critica prácticas comerciales chinas

Spread the love
El presidente Barack Obama en el Museo Wolcott en Ohio, este 5 de julio de 2012.

El presidente de los EE.UU. y candidato demócrata a la presidencia, Barack Obama, declaró este jueves 5 de julio de 2012, en el primer discurso de su gira por Ohio y Pennsylvania, que las prácticas comerciales de China son «injustas» y «hieren a la industria americana».

Recordando que el gobierno demócrata puso este jueves una queja ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por los impuestos sobre las importaciones de automóviles fabricados en EE.UU., Obama recalcó que su oponente en la carrera presidencial, Mitt Romney, fue «pionero en la externalización de empleos» a países como China e India cuando estuvo al frente de Bain Capital.

«No les voy a dar  la espalda: quiero salvar la industria estadounidense, y no enviar trabajos al extranjero», comentó.

En un discurso marcado por los asuntos económicos y centrado en la clase media, el candidato demócrata resaltó su apuesta por la industria estadounidense y sus trabajadores, y señaló que cree en su competitividad «siempre y cuando la competición sea justa».

El control político del yen por parte del gobierno chino ha sido un tema polémico para el comercio internacional de los EE.UU., que se ha visto afectado en grandes zonas industriales por el descenso de los precios de los productos fabricados en China.

Apuesta por la reforma sanitaria y el sueño americano

Una de las bases del discurso de este jueves fue la reivindicación del sueño americano y de la clase media como su representante. Para Obama, a pesar de que la dureza de la crisis «no ha cambiado el carácter fundamental de los Estados Unidos», estos valores están en peligro.

«Quieren [el oponente] recortar en educación y en oportunidades de trabajo, y subir los impuestos a las clases medias. Nuestra misión ahora no es tanto recuperarnos ante la crisis económica, sino dar a los estadounidenses ese sentimiento de seguridad que han perdido», declaró.

El presidente comentó, en este sentido, que los «pilares de la clase media», como la educación, la sanidad, el alojamiento o la creación de empleo han de protegerse.

Además, y entre vítores, resaltó su apuesta por la reforma sanitaria al afirmar que «nadie en los Estados Unidos debería caer en la bancarrota simplemente por estar enfermo»; y posteriormente resaltó que, aunque estos logros no van a ser «ni fáciles ni rápidos, tenemos que seguir trabajando duro para construir un futuro para nuestros hijos».

«Lo que nos estamos jugando en estas elecciones no es una carrera entre candidatos, sino quiénes somos como país. No importa quién seas o de dónde vengas: aquí puedes intentarlo. Ésa es la esencia de los Estados Unidos, y yo creo en esa promesa porque yo mismo la viví», relató.

Fuente: VOA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *