Nelson Maica: Datos sobre economía

Spread the love

por Nelson Maica C

Nota 1. A las nuevas generaciones. Aristóteles (384-322ac), usó la palabra «economía» para referirse a la administración de la casa y el hogar. Para referirse a problemas que nosotros, hoy día, consideramos como “económicos”; utilizó la palabra griega «crematística» y, además, abordo temas como el valor, el dinero y el interés.

Su enfoque, al tratar estos temas, fue ético. Es el primero en distinguir las diferentes técnicas económicas a usar en el ámbito de empresa y de la familia.

Distingue también entre valor de uso y valor de cambio y entre dinero y riqueza. Considera al dinero en dos de sus usos, como medio de cambio y como mercancía útil para facilitar los intercambios.

Identifica la existencia del interés con la usura, que condena éticamente. También trata temas relacionados con la propiedad privada o la esclavitud.

La importancia que algunos tratadistas le otorgan a Aristóteles en el pensamiento económico se debe exclusivamente a la influencia que ejerció sobre los pensadores islámicos y de la Escuela de Salamanca, que construyeron su pensamiento y sus análisis apoyándose explícitamente en el pensamiento aristotélico.

Aristóteles es llamado por Filippo de Macedonia – Reino de Macedonia – (382 ac – 336 ac) para que se encargue de la educación de su hijo Alejandro (Magno).

Cuando Alejandro accede al trono, vuelve a Atenas donde funda una academia propia, el Liceo o escuela peripatética. A la muerte de Alejandro cae en desgracia y tiene que refugiarse en Calcis o Calcidia (griego antiguo ?????? / Khalkís, griego moderno ???????/ Halkídha pronunciado [xal’ciða], antiguo/Katharevousa: -is), es la capital de la isla de Eubea en Grecia, donde muere.

MO TI, filósofo y teorizante social chino (480-400ac. de la era antigua). Entre sus principios éticos figuraban la economía y la frugalidad como base de ordenación social.

Según MO Ti, las artes son complicaciones inútiles y los refinamientos culturales creaciones artificiosas que deberían abandonarse para volver a la vida simple y natural.

Lo que él propugnaba era el gobierno de los más aptos y expertos, como una especie de aristocracia que cooperase con el monarca. La escuela de MO Ti rivalizaba con la de Confucio.

La moderna Sociedad Asiática del Japón ha hecho extensos estudios de sus teorías, a las cuales ha tratado de dar actualidad, particularmente en lo relativo a principios y prácticas económicas.

Wang Anshi, 1021-1086ac., Chino mandarín, Wang An-shih, fue economista, político y reformador chino, durante la Dinastía Song, también prestigioso poeta.

La China de las dinastías Tang (618 –907) y Song (960 – 1279) alcanzó unas cotas extraordinariamente altas de desarrollo económico en un sistema que combinaba la intervención de la sólida burocracia del estado con una amplia libertad de comercio e industria, desarrollo tecnológico sin precedentes y técnicas mercantiles muy avanzadas que incluyeron la aparición de dinero impreso en papel por primera vez en la historia.

Wang Anshi procedía de una familia de altos funcionarios del sur de China y recibió muy buena formación escolar. En 1042, con veintiún años, aprobó las oposiciones del estado con el número cuatro de su promoción.  Estuvo destinado a diversos puestos en la región del bajo Yangtze durante veinte años. Esta experiencia le permitió proponer y poner en marcha a nivel local algunas reformas que tuvieron éxito.

El emperador Shenzong lo llamó a la corte donde, en 1069, llegó a ocupar el grado equivalente a primer ministro.

A pesar de estar alejado nueve mil kilómetros y novecientos años de la Europa del siglo XX, Wang Anshi puede ser calificado como “el primer socialdemócrata”: su política económica fue intervencionista con objetivos explícitos de reducir las diferencias sociales utilizando medidas de política fiscal y monetaria. De hecho ha habido quien lo ha calificado de “keynesiano”.

–         Estimuló la acuñación de moneda aumentando la cantidad de dinero en circulación.

–         Creó nuevas formas de impuestos sobre las grandes haciendas, persiguiendo la evasión fiscal.

–         Sustituyó formas primitivas de contribución mediante el trabajo personal en obras públicas y granjas estatales por contribuciones monetarias.

–         Desarrolló un sistema de créditos públicos a bajo interés para los campesinos en la época de siembra que debían devolverse después de la cosecha.

–         Promovió el control de salarios y precios de bienes básicos y estableció medidas de protección para los más necesitados.

–         La reforma educativa de Wang Anshi incluyó la apertura de numerosas escuelas públicas gratuitas y la aceptación en las filas de los funcionarios de especialistas (médicos, ingenieros), lo que en la práctica suponía la democratización de la función pública al permitir el acceso a personas de bajos recursos.

Estas políticas fueron severamente criticadas por los intelectuales y funcionarios conservadores que actuaban como un partido que también gozaba de amplia libertad de expresión con la protección y estímulo del emperador.

Las reformas tuvieron inicialmente grandes éxitos y apoyo popular, pero con el tiempo fracasaron y condujeron a graves crisis políticas, sociales y económicas.

Los campesinos no devolvían sus créditos; la corrupción se extendió en la burocracia, el ejército, muy debilitado, resultaba derrotado en la lucha contra los bárbaros del norte.

En 1074 el emperador Shenzong depuso temporalmente a Wang Anshi destinándolo a un alto puesto en la ciudad sureña de Jiangning (actual Nanjing). Un año después lo volvió a reponer en el cargo, pero su desprestigio y la debilidad de su posición política le condujeron a dimitir. Volvió a Jiangning donde se dedicó a escribir y a la docencia hasta su muerte el 21 de mayo de 1086.

Espero que estos datos, sobre todo por el tiempo en que ocurrieron, hace demasiado tiempo, sean valorados al momento de una reflexión sobre cuanto estamos viviendo en estos momentos y, sobre todo, frente al discurso demagógico, populista, divisionista, guerrerista, entreguista, esclavista y sumiso y apatrida del presente régimen y ante la evidente destrucción y atraso del país.

Tips:

* Teléfonos: en el sur de Apure se va la “cobertura”, como dicen allá, hasta por tres días, últimamente. El campo queda, una vez mas, por trancos, incomunicado. Coincidencia: cuando el almunafika esta al aire desde cualquier punto del planeta y cada vez que “algún” nuevo “controlador quita el suiche”, expresión típica en la zona. “Le quitaron o pusieron el suiche” (el billete). “Llego el suiche”.

* Arroz: ¿Qué pasaría con el sembrado en Apure? ¿Cuántos kilos se cosecharon por hectárea? ¿Quién se lo comió? ¿A dónde fue? ¿Cuáles las cuentas? ¿Quiénes los responsables? ¿Y la información que?

* Desaparecidos y/o muy escasos: de los abastos y bodegas de Apure: algunos artículos de primera necesidad, por ejemplo: aceite de comer (algunos acudieron a la manteca de cochino); harina pan (otros casi agotan los topochos); café (no tiene sustituto para un llanero); y otros. ¿Qué le paso a la potencia agroalimentaria prometida hace once años? ¿A dónde fueron a parar esos reales? ¿Ahora somos potencia importadora? ¡Tanta demagogia para ser peor!

* Lluvia: toda una calamidad cuando cae sobre San Fernando de Apure y otros pueblos: anegados. Los rojitos en el gobierno no resuelven nada…son un verdadero desastre…están ponchaos y deben irse; el tsunami comunicacional del pueblo pide a gritos que se vayan.

  • ¡Deformado! ¡Delirante! ¡Maligno! ¡Sigue la violencia contra el ciudadano, el pueblo! ¡Carestías, inseguridad! ¿Sadismo rojo? ¡Que Dios se apiade de ellos! ¡Razón tenía el indio: están de amarrarlos!
  • ¡Las cuentas, en especial las del oro negro y amarillo, no están claras! ¡Menos las de las armas y sus victimas! ¡Luego de 12 años ninguna cuenta esta clara! ¡Que cese la violencia! ¡El pueblo, el ciudadano, clama por un acuerdo para romper las cadenas!

 

“Si los bienes se poseyeran en común serían los hombres malvados e incluso los avaros y ladrones quienes más se beneficiarían. Sacarían más y pondrían menos en el granero de la comunidad”.

Francisco de Vitoria. (Burgos o Vitoria, España; 1483/1486 – Salamanca), fraile dominico.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *