Luis Bravo: Todo es ambiguo y enmascarador de algo que nadie sabe

Spread the love

 por Luis Bravo Jáuregui 

Tiempos de duda. El yo «Yo tenía un tumor grande, casi una pelota de beisbol»  confesado por el Presidente no es para juegos. Mucho menos para tentar  la buena fe de los venezolanos. Menos aún para provocar al país con fantatochadas polítiqueras como la que se está planteando contra los candidatos de la oposición,  en momentos en que el Presidente se va para Cuba para un tratamiento que bien pudiese ser realizado en el país.

«Yo tenía un tumor grande, casi una pelota de beisbol» refirió el Presidente respecto a su convalecencia en Cuba.
Sobre los tratamientos a los que se someterá dijo que se le aplicarán los tratamientos oncológicos necesarios. «Pudiera ser radioterapia o quimioterapia» dijo.
(VIDEO) VTV: Presidente Chávez habla de la situación política en Europa, y de su salud
Por: Agencias / Aporrea.org  Fecha de publicación: 13/07/11  Video Fuente: http://www.youtube.com/user/videoschavez
 
Chávez pide no abusar de la palabra socialismo
El Presidente viajará a Brasil para serle tratado el cáncer, aunque no se determinó la fecha.
HERNÁN LUGO-GALICIA EL NACIONAL – Viernes 15 de Julio de 2011        Nación/4
El Presidente y el hiperliderazgo
«Ministros no pueden esperar por una línea»
Juan Carlos Monedero cree que no hay razones políticas para que el primer mandatario se separe del cargo
MARU MORALES EL NACIONAL – Viernes 15 de Julio de 2011      Nación/4

 

A la derecha endógena esa que hace vida política dentro del campo del oficialismo hegemónico,  le preocupan sobre manera las dudas que asaltan la militancia del Gobierno. Con toda razón,  pues si algo tiene la coyuntura actual es que remite a señales de que nadie sabe para dónde vamos. Menos en el campo del oficialismo, pues en el de la oposición la línea de comportamiento está más clara. El horizonte más despejado, aunque parezca mentira,  después de todo lo que ha vivido y errado la disidencia en este país.

Los adherentes al proyecto político del Presidente Chávez poco saben de su salud y de la manera como puede encarar los desafíos que tiene el país, hoy y aquí. Todo es ambiguo y enmascarador de algo que nadie sabe.

¿Por fin qué tiene el Presidente y qué se está haciendo para evitar males peores?.  Es grave lo que sufre según el parte médico de Fidel,  pero hoy el cáncer es curable, al menos en Venezuela. Lo fundamental de la salud del Presidente, de la economía y del gobierno,  se dice poco. Nadie se explica cómo con los ingresos petroleros que se afirma tenemos,  explote la deuda pública y le cueste tanto a la clases trabajadora  cuadrar la quincena. En fin todo es desconcierto y el gobierno está prácticamente paralizado, salvo en la red comunicacional personal  del Presidente con las masas votantes. Y los perros que ladran sueltos.

La educación está al garete. Más o menos como siempre. Falta de Gobierno con proyecto que sea pedagógicamente viable. El colapso de las misiones educativas y las esperanzas de que la cultura cubana tenía todas las respuestas para desarrollar nuestro sistema educativo, han dejado un hueco político-pedagógico que no se ha podido llenar. Se ha intentado con el Proyecto Canaima y con las iniciativas transformadoras en la educación universitaria. Pero no tienen el punch suficiente. No entusiasman. Todo lo contrario,  generan dudas, enormes, sobre las buenas intenciones que ambas iniciativas proclaman. Eso en el campo interno del oficialismo educativo, pues fuera de él,  hay una duda metódica que tiende a escatimar reconocimiento a la que parece ser buena intención del gobierno educativo.  A diferenciar las promesa de los hechos tangibles.  Por eso y para eso es oposición,  en términos democráticos.

Hay que pasar de la duda metódica o no,  a la creación de la alternativa. Razonable para todos incluso para quienes hoy favorecen la política de la hegemonía. Según lo que nos dicen los registros que se coleccionan para construir esta Memoria Educativa,  hay que buscar la forma de enlazar todas las pedagogías existentes en el país, oficialistas o no,  por que no es admisible el semblante de la educación nacional. Por ejemplo,  que el ideal de 200 días de clase se haya reducido a bastante menos que eso en la educación oficial según lo afirman Mariano Herrera, Olga Ramos, José Luis Farías y los gremios educativos,  que de eso saben porque trabajan el asunto desde hace mucho y siempre han estado muy atentos a lo que pasa con este especto fundamental de la calidad de la educación más pública. Cuando producen una denuncia de esa magnitud es porque tienen los pelos de burro en la mano.

En todo caso la ministra Hanson tiene que decirle al país de modo creíble cuantos días de clases se produjeron durante el año escolar que está terminando. Y escuchar  a quienes tienen algo que decir al respecto. Al menos aclarar la información que produce su propio Ministerio:

Ministerio del Poder Popular para la Educación despide año escolar con música y enseñanza
(…) Así mismo la representante de la cartera educativa calificó esta etapa escolar culminada, como una victoria de la revolución bolivariana, por el desarrollo que tienen el Proyecto Canaima en sus dos fases, el Programa de Alimentación Escolar (PAE), la alfabetización de los estudiantes y los Centros Bolivariano de Informática y Telemática (CBIT)
L. Arredondo  Prensa MPPE http://www.me.gob.ve/ Lunes, 11 de Julio de 2011

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *