Los bancos y Venezuela se quedan con la mayoría del pago del Boden

Spread the love

POR ISMAEL BERMÚDEZ

Según lo publicado por el diario El Clarín de Buenos Aires, el pasado 29 de julio, el 3 de agosto el Gobierno pagará la última cuota del Boden 2012 que, entre capital e intereses, suma US$ 2.300 millones, que saldrán de las reservas del Banco Central. Cristina Kirchner hará un acto y, según el Ministerio de Economía se “ terminará de pagar el corralito ”. “Sin deuda, somos más libres”, se lee en el sitio de Economía.

Los números oficiales marcan otra cosa . Una cuarta parte de los US$ 17.525 millones de Boden 2012 emitidos en 2002 –por US$ 4.428 millones–, con el compromiso de pagarlos en ocho cuotas iguales entre 2005 y 2012, fueron colocados en 2005 y 2006 en forma directa a Venezuela , que los revendió a bancos. En tanto los ahorristas atrapados por el corralito recibieron sólo el 23% . Y otro 47% fue entregado a los bancos en compensación por la “cobertura” y “pesificación asimétrica”, de acuerdo al Boletín Fiscal de Economía.

Además, para muchos ahorristas que fueron remisos a aceptar el Boden 2012, se les dio otra oportunidad y recibieron US$ 1.962 millones en Boden 2013, cuya última cuota –por U$S 243 millones– vence en abril. Y, lejos de quedar la Argentina “sin deuda” y “más libre”, desde 2005 la deuda pública aumentó en más de US$ 50.000 millones (ver aparte).

¿Qué pasó? Economía informó que, tras el canje de 2005, ese año y en 2006 Argentina volvió a los mercados internacionales y colocó deuda destinada “a pagar las amortizaciones no cubiertas por el superávit de Tesorería”. Como parte de ese “regreso”, la “mitad de esas colocaciones en moneda extranjera fueron adjudicadas directamente a Venezuela”, a precios de mercado. Por el control de cambios de Venezuela, formalmente la compra de los bonos la realizaron bancos oficiales, quienes luego los vendieron a entidades privadas. Esos bancos a su vez, los revendieron entre inversores quienes los usaron, dada la prohibición interna, para hacerse de dólares , revendiéndolos en el exterior.

Lo mismo está pasando hoy en Argentina con la “fuga de divisas” a través de la compra de bonos, en especial Boden 2012, con el llamado “contado con liqui”.

En 2005, fueron colocados a Venezuela US$ 1.563 millones en Boden 2012 y, en 2006, otros US$ 2.865 millones, según Carlos Melconian. Por el riesgo argentino, Venezuela pagó entre US$ 80 y 82 cada U$S 100, lo que representó una ganancia excepcional de entre el 8,11 y 8,51% anual que Venezuela compartió con los bancos privados. Otros US$ 792 millones fueron colocados a otros acreedores.

Por su parte, buena parte de los ahorristas argentinos revendieron los Boden 2012 también a precios muy debajo de su valor nominal , casi “de remate”. Y fueron adquiridos por bancos y fondos por el alto rendimiento. Se estima que más del 85% de los Boden 12 quedaron en manos de bancos privados y fondos, como el Franklin Resources, Capital Internationl Fund, MFS, Black Rock, Capital World Investment o Fidelity.

Adolfo Prat-Gay, titular del Central entre 2002 y 2004, sostiene que el Boden 2012 no es una suerte de ‘herencia’ que recibió el Gobierno porque una cuarta parte “ los colocó Néstor Kirchner ”. Y agrega que “con el Cupón PBI, este año se pagarán US$ 10.000 millones, con lo que lo de la quita del 75% de la deuda es otro cuento chino ”.

Fuente: Diario El Clarin de Buenos Aires. Publicada el día 29 de julio de 2012.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *