Ledezma desempolva la «desobediencia» política en Venezuela

Spread the love

Por Gustavo Ocando Alex

El forzamiento mediante la “desobediencia civil” de la inscripción de la candidata opositora María Corina Machado en las presidenciales de 2024 en Venezuela, si llegase a ganar la primaria de octubre y como sugirió uno de sus aliados políticos, es un escenario poco probable en la actualidad, opinan analistas consultados.

Antonio Ledezma, exalcalde de Caracas y líder opositor en el exilio, dijo en una entrevista con periodistas en Estados Unidos que “la única manera” de formalizar la inscripción de Machado, inhabilitada por la Contraloría de Venezuela para ejercer cargos públicos durante 15 años, sería ejerciendo “la desobediencia civil”.

“La única manera de poder llevar adelante la inscripción de una mujer que está siendo vetada por el régimen (Machado) es poniendo en marcha la desobediencia civil”, expresó en esa parte de la entrevista, compartida en redes sociales.

Según Ledezma, el entorno de Machado “está hablando con militares” para lograr inscribirse. A su juicio, “eso no es conspiración”, sino que es “normal” y “natural”.

Machado encabeza las encuestas de firmas privadas de cara a la primaria opositora del 22 de octubre. Líderes del chavismo han dicho que no se le permitirá inscribirse en 2024, si gana esa votación, por estar inhabilitada.

El presidente venezolano Nicolás Maduro aseguró en junio que ha detectado de “múltiples conspiraciones” de corte militar en su contra. Según distintas organizaciones, hay más de 200 presos políticos en Venezuela, la mayoría miembros de las fuerzas militares.

Machado calificó el mes pasado de “inútil” su inhabilitación y dijo que iría con su postulación “hasta el final”, sin aportar mayores detalles de cómo la oficializaría.

La oposición ha respaldado a los candidatos inhabilitados a la primaria y confía en negociar con el oficialismo mejores condiciones electorales en 2024, entre ellas, la inscripción de su postulado unitario, si tuviera alguna restricción.

Dirigentes del comando de campaña de Machado a la primaria dijeron este lunes que están listos para «dar la lucha electoral». La «conquista» del liderazgo opositor será «a través del voto», aclaró Magalli Meda, jefa de ese comando.

Expectativa “ilusoria”

La figura a la que alude Ledezma se fundamenta en el artículo 350 de la Constitución de Venezuela, que reza que el pueblo “desconocerá a cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos”.

La oposición argumentó la desobediencia popular como sustento de sus protestas de calle de 2014, 2017 y 2019 contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

“La desobediencia civil es una expectativa ilusoria”, advierte a la Voz de América el politólogo venezolano Víctor Maldonado, sobre los comentarios de Ledezma.

El analista valora que el significado constitucional de esa desobediencia sería similar a “no seguir ‘a pie juntillas’ la agenda del régimen” de turno.

“Eso que llaman ‘la calle’ ha demostrado que no es sostenible ni eficaz en este momento. Para que la desobediencia ocurra, el ciudadano debe sentirse convocado por un liderazgo confiable y sensato”, opina.

A juicio de Maldonado, el exalcalde Caracas fue «imprudente».

¿Llamado a la calle?

El politólogo Jesús Castillo Molleda interpreta las palabras de Ledezma como un llamado a que la población “salga a las calles” para presionar al gobierno y a sus instituciones, como el Consejo Nacional Electoral, para que Machado pueda inscribir su eventual candidatura.

“Ese es un escenario muy poco probable, precisamente porque los ciudadanos ya vivieron los acontecimientos de 2014 y 2017, en donde las marchas y confrontaciones no fueron buenas para la sociedad civil y menos para enfrentar a las fuerzas del gobierno” de Nicolás Maduro, examina.

Según una misión de las Naciones Unidas, el alto gobierno cometió crímenes de lesa humanidad al reprimir las protestas de 2017. La Corte Penal Internacional investiga esa tesis con un caso formal abierto desde noviembre de 2021.

“Desafío inteligente”

El politólogo Énderson Sequera apunta que toda transición a la democracia implica un “desafío inteligente y estratégico” de la ciudadanía al gobierno.

“La desobediencia civil no implica ser temerarios o irreflexivos. Es importante retar al sistema, pero es más importante aún saber dónde, cuándo y cómo retarlo”, indica Sequera, especialista en marketing y comunicación política.

La misión investigadora de la ONU también concluyó en septiembre de 2022 que Maduro y otros líderes del partido de gobierno, como Diosdado Cabello, encabezan “un plan orquestado” para reprimir a la disidencia.

El analista venezolano advierte que la negociación entre oposición y chavismo en Ciudad de México “está muerta” desde hace meses y que es necesario reducir las diferencias de poder entre el oficialismo y sus detractores.

A su juicio, no basta con votar en la primaria de octubre o las presidenciales de 2024, sino que la oposición debe “liderar un movimiento de presión” para restituir las garantías electorales.

“Eso es la desobediencia civil: rebelarse ante la imposición de reglas arbitrarias en un sistema autoritario”, dice, citando una encuesta reciente de la firma Delphos donde 4 de cada 10 venezolanos dice que cambio político depende de sí mismos.

Fuente: VOA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *