Jueza cubana también participó en el TSJ

Spread the love

Isabel Arredondo Suárez, jueza de la Sala Civil y Administrativo del Tribunal Supremo Popular de de la República de Cuba

“El Consejo Popular interacciona con los órganos de la localidad y a su vez existen departamentos de atención a la población en las Asambleas Municipales del Poder Popular, donde cualquier queja se hace expediente y busca establecer los mecanismos para solicitar responsabilidad al ente o individuo que incurra en la deficiente prestación de un servicio” sostuvo la doctora Isabel Arredondo Suárez, durante su participación en el ciclo de ponencias realizadas en las instalaciones del Tribunal Supremo de Venezuela (TSJ).

“Si bien en Cuba no se concibe una vía judicial para denunciar los casos de mala prestación servicios públicos; contamos con mecanismos expeditos que funcionan a través de los órganos del Poder Popular (municipales, provinciales, nacionales) donde existen circunscripciones que agrupan pequeños espacios de territorio,  creando una interacción constante del Delegado con sus electores.

Todos los centros de servicios que se encuentren en esa localidad, están sometidos al control de los Consejos Populares, y cualquier queja que sometan los ciudadanos será trasladada de forma inmediata por ese Delegado a su Consejo Popular”, explicó la jueza de la Sala Civil y Administrativo del Tribunal Supremo Popular de  de la República de Cuba, en su ponencia titulada “El Acceso a la Justica Administrativa en Cuba”, efectuada en el primer encuentro internacional «A un Año de la Ley Orgánica de la Jurisdicción Contencioso Administrativa (Lojca) en el TSJ.

Durante su discurso, la representante cubana, ilustró a todos los presentes sobre las nociones esenciales de cómo discurre el acceso a la justicia en la isla caribeña,  los mecanismos constitucionales de la ley orgánica que hacen posible que los justiciables tengan plena satisfacción de sus derechos.

Principios Constitucionales en la isla caribeña

“La Constitución de la República de Cuba fija los fundamentos económicos, sociales y políticos de la Nación  proclamando que es un país organizado con todos y para el bien de todos, para el disfrute de la libertad política, la justicia social, el bienestar individual, colectivo y la solidaridad humana”, expresó Arredondo, quien del mismo modo mencionó que los tribunales en Cuba tienen la alta función de impartir justicia, decidir mediante proceso legal las controversias ajustándose siempre al derecho vigente.

Tal es su importancia, que la Carta Magna cubana dedica el articulo 13 a la actividad de los tribunales y la Fiscalía, y proclama en su artículo número 120 que “la función de impartir justicia emana del pueblo de Cuba y ejercida a nombre de éste, por el Tribunal Supremo Popular y los demás tribunales que la ley instituye”, puntualizó.

A grandes rasgos la Ley Orgánica de Tribunales Populares en vigencia desde enero de 1998, es donde se fijan los principales objetivos de la actividad judicial en Cuba, enunciando en su artículo número 4 el amparo a la vida, libertad, honor, dignidad, relaciones familiares, patrimonio y demás derechos e intereses legítimos de los ciudadanos; donde también se menciona el amparo a los derechos legítimos de los organismos y demás entidades estatales, de las organizaciones políticas, sociales y de masas, así como de las sociedades, asociaciones y demás entidades privadas constituidas con arreglo a la ley.

Finalmente la jueza invitada expresó que en su país “ellos son una función del Estado conformando las partes de un Sistema de órganos estatales donde se cuenta con plena independencia funcional, nos subordinamos jerárquicamente a la Asamblea Nacional del Poder Popular y al Consejo de Estado; es el Tribunal Supremo el encargado de ejercer la máxima autoridad judicial y a través del Consejo de Gobierno se despliega la iniciativa legislativa y, a su vez, dicta norma de obligatorio cumplimiento con el fin de obtener una practica judicial uniforme”, aseguró.

La jueza Isabel Inés Arredondo Suárez, felicitó la iniciativa del TSJ de Venezuela, por la organización del evento, el cual le resultó provechoso porque “nos  sirve de oportunidad especial para copiar y transmitir las valiosas experiencia de los hermanos latinoamericanos en lo Contencioso Administrativo” concluyó.

Cabe mencionar que la Sala Político Administrativa del TSJ, desarrolla desde el pasado lunes y durante 4 días conferencias y mesas de conversaciones; donde especialistas en materia de lo Contencioso Administrativa, tanto nacionales e internacionales con representación de Nicaragua, España y Cuba, transfieren sus conocimientos a todos los invitados al evento.

Fuente: Prensa TSJ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *