Historia del hombre que inventó la harina precocida

Spread the love

En el año 1954 se presentó por estos lares un ingeniero venezolano, inteligente, acucioso, que había estudiado en Chile entre 1925 y 1929, y se había graduado de ingeniero mecánico.

Se trata de Luis Alberto Caballero Mejías, inventor de la harina precocida de maíz… Sí, la que se conoce en Venezuela desde hace más de 50 años para la elaboración de nuestra rica arepa.

Caballero Mejías nació en Caracas el 12 de diciembre de 1903. Como había trabajado en la Escuela de Artes y Oficios de la nación austral, a su retorno a Venezuela trae la idea, y funda la Escuela de Artes y Oficios de la cual fue su director. Estaba ubicada en las esquinas de Perico a San Lázaro, en la capital venezolana.

El acucioso ingeniero logró crear la fórmula de la harina precocida de maíz y su método de fabricación. Dicho producto fue patentado bajo la marca “La Arepera”, patente N° 5.176 en el año 1954 bajo la Ley de Propiedad Industrial y Comercio ante el Ministerio de Fomento N° 271, Registro General N° 5.176 del 4 de junio de 1954.

Ya con su invento en las manos, se dirigió a la arepera de Los Hermanos Álvarez que funcionaba en la Gran Avenida de Sabana Grande y le pidió a uno de los dueños que elaborara unas arepas con la harina precocida de su invención. Entre los comensales de ese establecimiento se encontraba el doctor Lorenzo Mendoza, dueño de Industrias Polar, a quien le llamó la atención el producto así como el sabor de la arepa; tanto se interesó que le ofreció comprarle la fórmula. Si bien en ese momento no se hizo ninguna negociación, quedaron en contacto.

Al transcurrir el tiempo, el ingeniero comenzó a sufrir de una enfermedad que ameritaba una operación quirúrgica y como no tenía dinero para realizársela le recomendó a su esposa, Patria Pereira Álvarez, que buscara al doctor Mendoza y le vendiera la fórmula.

Dicha venta se hizo por la cantidad de 275.000,00 bolívares, a un dólar a 3,35 bolívares, la patente costó 82.089.55 dólares.

Luis Alberto Caballero Mejías muere en Caracas el 12 de octubre de 1959 y el 10 de diciembre de 1960 sale al mercado venezolano la conocida Harina P.A.N., producida por las Industrias Polar en la Planta Refinadora de Maíz Venezolano en los Valles de Aragua, producto considerado como un éxito del desarrollo de la industria nacional ya que llegó a sustituir todos los utensilios utilizados para procesar el maíz y llevó la masificación de la arepa dentro de la sociedad venezolana.

Con la harina precocida solo basta agua y sal para obtener una arepa con el mismo sabor, aroma y textura de la arepa tradicional venezolana. Actualmente, nuestra harina venezolana puede adquirirse en cualquier lugar del orbe.

Por Rayza E. González R. – Periodista 

Nota de Redacción: Este escrito lo recibimos en las redes sociales. Está muy bien escrito. Retrata con precisión  la vida de este ilustre venezolano.

Deja un comentario