Gustavo Coronel: La “soberanía alimentaria”

Spread the love

Gustavo-Coronelpor Gustavo Coronel

A tres años del escándalo de la comida podrida de PDVSA no hay castigo. Maduro barre la basura chavista debajo de la alfombra. El malandraje del régimen sigue hablando de soberanía, incluyendo la alimentaria.

Pero esta es la realidad: 39.000 toneladas de pollo y carne congeladas, alimentos procesados, harina y soya, así como maíz amarillo arribaron a los muelles del puerto de Puerto Cabello a principios de la semana pasada.

El barco Lone Star, de bandera de las Islas Marshall, desde el puerto de Louisiana, en Estados Unidos, trajo 17 mil 499 toneladas 864 kilos de maíz amarillo. Desde Argentina el carguero Wotan, de bandera alemana, propiedad de la naviera CSAV, trajo desde México al muelle 22 del puerto 43 furgones con mil 365 toneladas de pollo. BRF. Desde Uruguay el mismo buque trajo 30 contenedores con mil 36 toneladas de más pollo.

La motonave Island Ranger, de bandera de Bahamas, arribó al muelle 10 para descargar seis mil 650 toneladas 331 kilos de maíz Amarillo. Desde Estados Unidos llegaron dos lotes con ocho mil 999 toneladas 995 kilos en harina de soya El Wotan también es responsable de traer 80 contenedores con dos mil 420 toneladas de alimentos procesados con destino a los almacenes de la estatal CASA. El buque CMA CGM Orca, de bandera liberiana, desembarcó en el muelle 22 de la terminal porteña seis furgones con 187 mil 95 kilos de quesos de diversos tipos desde Uruguay.

Y llegan caraotas de República Dominicana en pago de petróleo y pantalones Nicaraguenses y toallas sanitarias Chinas y papel tualé de Bolivia, via Perú. Venezuela es un país en liquidación.

Esta es la realidad de nuestro desastre.

PDVSA, por su parte, ya vive de la caridad ajena. El Banco Central de Venezuela le ha inyectado el equivalente en bolívares de $28.000 millones de dinero inorgánico, impreso por ellos mismos, o Ramírez y Maduro se la están vendiendo a China, el imperio que la ha ido controlándola progresivamente, mientras el malandraje enquistado en La Campiña sigue hablando de “soberanía petrolera”.

El país sigue inerte, aceptando en silencio la mentira y el abuso. La oposición organizada en la MUD tiene una estrategia electoral que incluye la alternativa de… otra Constituyente. En el mejor de los casos los venezolanos decentes recibirán un país destruído y tendrán la feroz oposición de una gran masa chavista ya acostumbrada a la limosna.

Tenemos hoy una sociedad venida a menos, una sociedad en la cual se habla sin rubor de diálogo y reconciliación con el malandraje chavista, es decir, un pase de página que le haga borrón y cuenta nueva al saqueo espantoso que ha sufrido Venezuela a manos de la pandilla de narcos, ineptos y ladrones.

Ese día, si llega, quemaré mi pasaporte venezolano y mi cédula, ambos documentos ya vencidos y nuca pisaré de nuevo tierra venezolana. Será el día que diré como Lope de Vega:

A mis soledades voy, de mis soledades vengo, porque para andar conmigo
me bastan los pensamientos.

 

Deja un comentario