Francisco Contreras: La estupidez macroeconómica y el sector avícola

Spread the love

Por Francisco J Contreras M

Estos tiempos de dominio mediático y de falta de consciencia sobre la trama de la rapidez de los ajustes de las variables macroeconómicas y de su impacto real sobre los procesos microeconómicos de producción son reflejos de la estupidez humana de estos momentos, en los cuales lo obvio para resolver los problemas se deja de lado y se propaga en la disciplina de la economía.

La irresponsabilidad en el manejo de la creación de dinero por parte de las autoridades monetarias tiene impacto instantáneo sobre las tasas de canje del dólar y, en el horizonte semanal de la toma de decisiones en la producción del sector avícola, sobre las estructuras de costos y precios de manera asimétrica e incierta. Todo esto ocurre dando lugar a pérdidas o ganancias en el sector, al margen de si los procesos de producción conducidos por los emprendedores se hacen con eficiencia económica.

El problema que esperamos comprender es saber cómo la interacción espontánea de un conjunto de unidades de producción, donde cada una posee fragmentos de información distorsionada, produce una situación en la que los precios y los costos dejan de servir como buena guía para que las familias y los emprendedores tengan el debido sosiego y decidir correctamente.

Es el resultado de la fundamentación para sostenerse en el poder o para aspirar a serlo, con base en la emisión irresponsable de dinero y de la asfixia regulatoria. La experiencia muestra que tal cosa sucede y la observación de los hechos valida como las retribuciones de quienes participan en la producción se distorsionan de manera arbitraria sin conexión con el esfuerzo por hacer las cosas bien.

Uno no puede más que sorprenderse como lo mediático  en economía puede dar lugar a opiniones intencionadas, sin fundamentación y alineadas con lo que la gente desea escuchar y provocar comportamientos cuyas acciones masivas les dejan con la satisfacción de la profecía autocumplida, pero con un enorme costo social e individual.

Hemos formulado índices de precios y costos del sector, de las tasas de canje del $ USD, de la emisión irresponsable de dinero y de la asfixia regulatoria para evitar la posibilidad de correlaciones espurias, de una relación casual y no causal de las variables consideradas o que simplemente que sean tantas las variables de incidencia o de significación contextual que hagan superfluas o no refutables nuestras hipótesis.

II Parte

En el sector de avícola de postura, durante 53 semanas desde agosto de 2020 hasta septiembre de 2021, la tasa de cambio aumentó en 1124%, en tanto que los precios en $USD del sector lo hicieron en 54 % y los costos en 69%. A nivel de variaciones de tasa de cambio, precios y costos el rezago de los precios es mayor que a nivel de costos.

En ese lapso el seguimiento de los procesos internos de producción permite validar la mejora de los procesos de producción, una menor sensibilidad positiva entre la variación de costos y la variación de la tasa de cambio y una mayor sensibilidad negativa entre la variación de precios y la variación de la tasa de cambio.

Es la validación del daño inducido por las malas prácticas de la gobernanza macroeconómica (emisión irresponsable de dinero) como causa fundamental de la inflación y de las malas prácticas de gobernanza microeconómica como expresión de la asfixia regulatoria e inductor de mercados negros que encarecen la logística de distribución del sector (combustible y extracción de rentas en puntos de control) y en los servicios de apoyo en mantenimiento dolarizados completamente.

Reiteramos que hemos formulado índices de precios y costos del sector, de las tasas de canje del $ USD, de la emisión irresponsable de dinero y de la asfixia regulatoria para evitar la posibilidad de correlaciones espurias, de una relación casual y no causal de las variables consideradas o que simplemente que sean tantas las variables de incidencia o de significación contextual que hagan superfluas o no refutables nuestras hipótesis.

Se ha tenido el cuidado de asegurar los criterios de demarcación de “refutabilidad” bajo el protocolo estadístico-matemático de análisis de series temporales, la consistencia con aproximaciones de la teoría de expectativas racionales y de las teorías no convencionales sobre el comportamiento.

Deja un comentario