Eurozona auxilia banca española

Spread the love
Las protestas contra las medidas económicas tomaron las calles de más de 80 ciudades en España.

La teleconferencia del Eurogrupo,  ratifica que las preocupaciones del mercado sobre España van más allá del peligroso estado de salud del sector financiero: mientras los ministros del euro cerraban el acuerdo, la prima de riesgo de España ha vuelto a marcar un nuevo máximo y roza ya los 600 puntos.

La cantidad máxima que desembolsará para recapitalizar a entidades financieras españolas será de 100.000 millones, en cuatro tramos diferentes y con un vencimiento medio de 12,5 años.

Los tipos de interés que deberá pagar España serán variables, en función de los costes de financiación del fondo de rescate más un diferencial en el que se incluyen comisiones de «compromiso, aval y servicio». Tras el sí definitivo el primer tramo de la ayuda, por importe de 30.000 millones, será desembolsado en los próximos 10 días y podrá ser usado en casos de urgencia por las entidades que ya están controladas por el Frob.

El portavoz de Asuntos Monetarios de la Comisión Europea, Simon O’Connor, valoró esta decisión como «un paso importante» para estabilizar la economía española, sin embargo no especificó si será suficiente para reducir la presión del mercado. «España está tomando medidas importantes para crear una economía más competitiva y estable», puntualizó.

Brecha

El coste de financiación de la deuda pública es un indicador más de la brecha que se ha abierto entre las economías del euro. Mientras España debe pagar cada vez más para financiarse, seis países de la misma unión monetaria -Alemania, Países Bajos, Austria, Finlandia, Bélgica y Francia- han logrado en los últimos días emitir dinero con tipos de interés negativo o, lo que es lo mismo, cobrar a los inversores para que estos refugien sus dinero en sus cuentas públicas.

La tasa de paro de España alcanza el 24,6% mientras que en Austria es de tan sólo el 4,1%. La inflación en países como Malta o Estonia superó en junio el 4% gracias al fuerte empuje de sus economías mientras que en España se sitúa en el 1,8% y Grecia bordea la deflación con un aumento de precios del 1%. La riqueza por habitante es otro indicador de las desigualdades que ha provocado esta crisis. El PIB per cápita de Luxemburgo supera en un 170% la media de la eurozona mientras que en España ya se sitúa por debajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *