¿Están haciendo los bancos de Estados Unidos lo suficiente para prevenir otro desastre financiero?

Spread the love

bancos-eeuu-previsionesLas acciones de los bancos estadounidenses han aumentado desde que Donald Trump ganó las elecciones en Estados Unidos. Se espera que el nuevo presidente haga una hoguera con reglas y regulaciones que, en su opinión, afectan el buen funcionamiento de los negocios.

Pero en la banca, muchas de esas reglas se establecieron después de la última crisis financiera con la esperanza de evitar un futuro colapso.

Ahora Neel Kashkari, presidente del Banco de la Reserva Federal de Minneapolis, propone una alternativa que puede estar más en línea con la forma de pensar de Donald Trump.

Él cree que los bancos deben ser obligados a aumentar masivamente sus reservas de capital – la cantidad de dinero que están obligados a mantener disponible para el día en que todo resulte mal a la vez.

Aumentar las reservas

Actualmente, los bancos estadounidenses necesitan mantener el 6% de lo que se conoce como sus activos ponderados por riesgo, una fórmula que valora su cartera de préstamos, en efectivo.

Bajo el llamado «Plan Minneapolis», Kashkari quiere que los bancos aumenten significativamente esta proporción hasta un 38%.

«Mi mayor interés es asegurarnos de que no tengamos otra crisis financiera donde los bancos se metan en problemas y tengan que recurrir a los contribuyentes», dijo a la BBC.

«Hemos mirado la historia de las crisis financieras – esto es como tratar de predecir terremotos o huracanes, no suceden muy a menudo.

«Y si nos fijamos en las crisis financieras en todo el mundo, ese es el nivel de capital que necesitamos para reducir las posibilidades de una crisis futura hasta el 10% en el próximo siglo».

Probabilidad

Durante el mandato del presidente Barack Obama, Estados Unidos introdujo la Ley Dodd-Frank en un esfuerzo por domesticar a Wall Street tras la crisis financiera de 2008.

«Si se hiciera de un solo golpe, tendría implicaciones masivas: las finanzas son una de las mayores industrias del país. JP Morgan, con un requerimiento de capital del 38%, no podría competir con BNP Paribas o Deutsche Bank.

«Así que, ¿intentaría hacer esto sólo en los Estados Unidos?, o ¿trataría también de conseguir que todos los bancos internacionales participen?»

«Presumiblemente también sería más difícil conseguir un préstamo de negocios o una hipoteca, lo que significa que tendría un amplio impacto económico».

Pero otros observadores del sector financiero son más entusiastas.

Roger Farmer, profesor de la Universidad de California en Los Angeles, dice que las propuestas de Kashkari podrían incluso ser insuficientes y que la única respuesta real es una regulación mucho más estricta.

«Lo que sucedió en la desregulación de los años noventa fue el desarrollo de nuevas instituciones -la gente la ha llamado banca en la sombra.

«Los bancos en la sombra no estaban regulados. Además se habían retirado las barreras regulatorias entre la banca de inversión y la banca minorista», dice.

«Pero incluso si esos cortafuegos no hubiesen sido removidos, se desarrollaron nuevas instituciones que estaban haciendo cosas similares a la banca. Personalmente creo que eso habría provocado también crisis financieras».

Fuente: BBC-Alex Ritson

 

Deja un comentario