Elecciones EEUU: Esa película ya la vimos

Spread the love

Por Eduardo Martínez

Lo sucedido en las elecciones presidenciales en EEUU no es un film desconocido para los venezolanos. El patrón es muy similar a lo ocurrido en estos más de 20 años del chavismo.

Lo primero es imponer una idea colectiva del triunfo del candidato. Para ello se cuenta con las encuestadoras. En Venezuela, como en otros países de la región y África, donde los gobiernos son inmensamente ricos frente a los empresarios privados y la gente, se tiene dinero para influenciar a los encuestadoras. No es el caso de los EEUU.

Sin embargo, hace cuatro años las encuestadoras demostraron ser incapaces de poder medir dónde estaba el caudal electoral de Donald Trump.

Por esta razón, y en el caso de las elecciones 2020, no era necesario comprar a los encuestadores. Por lo que se estima que era más fácil, y menos comprometedor, pedir que se siguiera usando la maqueta de las encuestas utilizadas hace cuatro años. Es bastante probable que así haya sido. No hay todavía información para demostrar esta hipótesis. Pero es muy probable que así se haya hecho.

El segundo paso, es tener una herramienta comunicacional que transmita los resultados de las encuestas. No es un secreto, que el temperamento de Trump ha chocado con las principales cadenas y conglomerados de medios de comunicación. Aquí tampoco fue necesario -ni siquiera- comprar espacios. La animadversión natural de los comunicadores seguramente sentó las bases de la predisposición de transmitir el mensaje generado por las encuestas.

Estas dos situaciones, previas al día de la votación, generaron el camuflaje para que se diera la acción de un posible fraude, como ha denunciado Trump. Sin olvidar, que las medidas restrictivas y la cuarentena por la pandemia, son un adicional gratis que generó probablemente un arma mortal: el voto por correo. Un mecanismo que varios países de la Unión Europea están reconsiderando, entre ellos España e Italia.

El caso de España es muy significativo. Las regiones autónomas de Galicia y Canarias se definen en Venezuela. Los votos son enviados por correo, donde el gobierno venezolano de naturaleza izquierdosa que roza el comunismo, maneja el correo.

En este ambiente que se generó, previo a las elecciones en los Estados Unidos, es donde habría germinado una estrategia subterránea de fraude, o de al menos, la tentación de llevarlo a cabo.

Es así como a casi tres días del acto electoral, todavía no hay un resultado definitivo, y de haberlo, una buena parte del electoral tiene sus dudas de la transparencia. Y lo más grave, independientemente de quien triunfe. Cualquiera de los dos.

Leer: EEUU: Resultados menos claros el día después que el día antes

Deja un comentario