Eduardo Fernández: Economía social de mercado

Spread the love

eduardo fernandezpor Eduardo Fernández

No hay que ser liberal para observar que el socialismo real ha fracasado rotundamente en donde quiera que se ha ensayado.

No hay que ser marxista para darse cuenta de que el capitalismo no resuelve el tema de la distribución equitativa de la riqueza y de las oportunidades.

No hay que ser liberal para observar que el socialismo real ha fracasado rotundamente en donde quiera que se ha ensayado. Prueba de ello, el colapso de la Unión Soviética y de los países satélites de Europa del Este, la conversión de China a un capitalismo autoritario y los casos emblemáticos de Cuba y de Venezuela.

Frente a esas dos realidades, la democracia cristiana alemana, bajo el liderazgo de Konrad Adenauer, promovió la tesis de la economía social de mercado, que supera las limitaciones de las dos propuestas anteriores, capitalismo y socialismo, y se fundamenta en principios que logran armonizar la eficiencia económica, propia del capitalismo, con la solidaridad y la justicia social, poniendo a la persona humana como centro del desarrollo y de la actividad económica.
Alemania quedó devastada después de la guerra mundial. Sin embargo, al cabo de poco tiempo, ya se hablaba del milagro alemán. Pocos años después del cataclismo, ya Alemania se convertía en una economía próspera que aseguraba un nivel de vida cada vez más satisfactorio a todos los ciudadanos de ese país. Tanto fue el éxito de la economía social de mercado que en poco tiempo se expandió por otros países del continente europeo.
Además, el Partido Socialdemócrata Alemán, que representa la alternativa frente a la Democracia Cristiana, terminó renunciando formalmente a su fundamentación marxista y asumiendo la propuesta de economía social de mercado como política de los gobiernos que han dirigido.

Todo esto lo digo porque, en el diálogo entre Gobierno y oposición que tuvo lugar en Miraflores, el presidente Maduro, en su intervención final, recordó que cuando fui candidato a la presidencia de la República, en 1988, planteé la necesidad de rectificación y le propuse al país asumir el modelo de economía social de mercado para garantizarle a Venezuela una economía moderna y oportunidades de progreso y bienestar para todos sus ciudadanos. De haber triunfado esa propuesta, estoy seguro de que Venezuela sería hoy un país próspero y sus habitantes estaríamos felices.

Seguiremos conversando.

@efernandezve

Deja un comentario