Editorial: Desenchufados

sobre los apagonesDel mundo, del trabajo y de la red eléctrica, Venezuela es un país permanentemente desenchufado.

Con una realidad, que es la pandemia, la nación entró en una fase terminal. La cuarentena ha servido para disminuir la presión popular sobre el transporte, el retiro de efectivo de los bancos, y el ejercer la principal actividad comercial: la buhonería.

Como si faltara poco, buena parte de la geografía nacional vive sometida a la oscuridad diurna y nocturna. Sin contar, que son casi a diario, las variaciones del voltaje que daña los equipos eléctricos y electrónicos que tenemos en nuestras residencias y en las empresas.

De internet, ni se diga. La velocidad es bajísima. Una de las más bajas del mundo.  Y con la aviación civil paralizada, no es una exageración decir que estamos desenchufados del mundo.

Los que parecen no estar desenchufados en Venezuela, son aquellos que sin reguladores de voltajes ni fusibles, permanentemente vienen usufructuando el tendido casi eléctrico del erario nacional. Esa red, no tiene fallas.

Eduardo Martínez

Editor

www.eastwebside.com

www.economiavenezolana.com

 

Deja un comentario