Día de los inocentes en noviembre  

Spread the love

Por Eduardo Martínez

No se que es peor, que nos tomen por pendejos o que crean que lo somos. Puede parecer lo mismo. Pero no lo es. Cuando intentan tomarnos por tales, es una señal de la actitud. Está en nosotros que esa acción logre algún resultado. Cuando en el segundo caso, estamos ante un evidente menosprecio ofensivo.

Este lunes, el Banco Central de Venezuela (BCV) publicó por fin sus estimaciones del índice inflacionario para el mes de octubre. Lo ubica en tan solo un dígito. Cuando los venezolanos llevamos la medición con nuestros propios cálculos en del día a día.

Alineado con esa manera de presentar los números venezolanos, en la madrugada también de este lunes el Tribunal Electoral de Nicaragua dio los resultados de las elecciones presidenciales. Por cuarta vez en seguidillas, Daniel Ortega habría obtenido 75,92% de los votos, al escrutarse el 97,44% de los votos. Obviamente, “un resultado irreversible”.

No contento con ese estrambótico resultado, el ente electoral nicaragüense se ufanó de que había votado el 65,3% de los electores. Lo cual contrastó con la escasa afluencia de electores en los centros de votaciones. Lo que quedó corroborado en números por el Observatorio Urnas Abiertas, que estimó la abstención en 81,5%.

Entre ambos episodios, ocurridos a las orillas del Mar Caribe, hay un paralelismo innegable. Y si bien no tiene importancia encontrar quién aportó el “know how” de tales mecanismos, la afinidad autoritaria de ambos regímenes es también innegable. Entre tanto, nicaragüenses y venezolanos han quedado sorprendidos porque no es noviembre cuando se juega al “día de los inocentes”.

editor@eastwebside.com

Deja un comentario