CEDICE: actual modelo acaba con industrias en Guayana

Spread the love

En el marco del ciclo “Consensos y Soluciones” organizado para la discusión de políticas públicas tendentes a la construcción de una sociedad libre, CEDICE-Libertad invitó a la mesa  de análisis “De la visión Socialista a Una Nueva Visión de País, Caso Guayana”, la cual contó con las ponencias de Francisco Layrisse, Ingeniero y profesor de la Universidad Metropolitana, Isabel Pereira, Socióloga y Directora de Políticas Públicas de CEDICE y Damian Prat, periodista e investigador.

En esta actividad el Ingeniero Francisco Layrisse, expresó que “la expropiación y la estatización han pasado a ser parte del fenotipo gubernamental del venezolano” lo cual aseguró, que no sólo ha violado la libertad de competir libremente, sino que también, ha deteriorado significativamente la productividad que las industrias siderúrgicas han ofrecido de manera óptima por décadas al servicio del país. Recalcó, que el modelo estatizador no es viable, y que si no se da un proceso de apertura a la inversión privada para lograr la productividad necesaria, se puede llegar al fracaso total fácilmente y en un corto plazo.

La socióloga, Isabel Pereira, aseguró que el origen de la debacle en la industria siderúrgica del país es consecuencia directa del pretender planificar desde un organismo central, toda la actividad productiva industrial del país, tal pretensión la catalogó como “modelo soviético, estatista que se basa en intensificar la improductividad”. “Empresas que sólo deben contar con 5 mil trabajadores hoy día concentran más de 10 mil, la CVG se convirtió en un generador de empleo improductivo y Alcasa, Sidor y Venalum están utilizando menos de la capacidad instalada” así comentó Pereira, al referirse al colapso que sufren la mayorías de industrias en Guayana, y el exceso de gasto con respecto a los ingresos fiscales para financiar el alto déficit que padece dicho sector.

Damian Prat, declaró que Sidor procesaba aproximadamente 4,3 millones de toneladas de aluminio, y hoy día menos de 2 millones. Prat recalcó que “Venalum tiene 905 celdas de reducción y hoy día tiene activas 260, cerca de un  25% de su capacidad es lo que está en funcionamiento”, de igual manera acentuó que el actual Gobierno con su afán de controlar centralizadamente la producción menoscabó, la capacidad productiva de Venalum.

Isabel Pereira hizo énfasis en que este caso no sólo es una experiencia de Guayana, sino que está ocurriendo en el ámbito nacional donde el sector privado se ha visto coaccionado y con incertidumbre jurídica para la inversión. Manifestó que Guyana ha dejado de aportar 20.000 mil millones de dólares los últimos 3 años ello consecuencia a la planificación centralizada. Sin embargo, considera que “todo no está perdido, tenemos la capacidad de reconstruir, hay estudiantes ansiosos por entrar al mercado de trabajo competitivo para generar desarrollo con un excelente recurso humano”.

El Director de la Cámara de Comercio de Caracas y moderador del foro, Víctor Maldonado, opinó que el rentismo siderúrgico que caracteriza a Guayana, sólo puede ser combatido cuando se proponga seriamente la competitividad, la efectividad y la eficacia, que sólo puede proporcionar el sector privado con reglas claras, y no la planificación centralizada del Estado que hasta hoy día ha arrojado resultados negativos.

Fuente: Prensa Cedice

Deja un comentario