BCV buscaría ponerle las manos a los dólares bajo el colchón del público

Por Eduardo Martínez

Esta semana la agencia Bloomberg, especializada en temas financieros, reveló que funcionarios del Banco Central de Venezuela (BCV) se habrían reunido con unos pocos ejecutivos de empresas financieras venezolanas, para conversar sobre planes tendientes a la creación de un “sistema de compensación y liquidación en dólares”.

Específicamente, la agencia –sin revelar de cuáles empresas se trata- precisó que serían cinco ejecutivos bancarios.

Bloomberg recordó en su nota, que ya varios bancos venezolanos, “ofrecen servicios a clientes con dólares”, aunque limitadamente a “depósitos en efectivo, retiros y transferencias entre cuentas del mismo banco”. 

Para algunos analistas que comentaron esta iniciativa, “sería un paso importante para formalizar transacciones en dólares”. Lo que les llevó a ir más allá de la información misma.

En este sentido señalaron que la banca podría, de aprobarse la creación de la compensación en el BCV, conceder préstamos en dólares.

De acuerdo a la manera en que el régimen se ha manejado en los últimos 20 años, estaríamos probablemente en presencia de varias situaciones:

  • sería un sistema en el que cohabitaría el bolívar con el dólar estadounidense;
  • se legalizaría la circulación del dólar, que según Ecoanálitica, y otras consultoras, ya cubre no menos del 60% de las transacciones comerciales en el país;
  • pudiera ser un mecanismo para recoger, los dólares que no pasan a través del BCV, y que llegan de alguna manera a través de remesas, enviadas por los millones de venezolanos que han emigrado como consecuencia de la crisis económica;
  • permitiría establecer, al igual que ha hecho en otras oportunidades, mecanismos de control de los depósitos del público. Sobre todo en un momento en el cual el peso de los dólares guardados en el colchón, comienzan a representar unas cifras importantes frente al exiguo ingreso petrolero;

Aunque no se ha confirmado oficialmente sobre las reuniones entre la banca y el BCV, para organizar una centralización de los dólares en manos del público, tampoco se conocen las intenciones del gobierno. Esto lleva a inquietantes preguntas sobre esas intenciones.

¿Será una especia de caja de conversión? ¿Tendrán en mente un decreto futuro para establecer un corralito para los depósitos en dólares? ¿Estará esta presunta apertura cambiaria en la mira de la Ley Antibloqueo o de la reiteradamente extendida Ley de Emergencia Financiera?.

Deja un comentario