BCV articula esfuerzos para abatir la inflación

Spread the love

La tarea más compleja que tiene por delante el Banco Central de Venezuela-BCV es lograr el abatimiento de las presiones inflacionarias para que el país pueda alcanzar una tasa de inflación de un dígito, como se ha logrado en la mayoría de las naciones de América Latina, Europa y Asia.

“Este es el problema a resolver. Es un tema que involucra directamente al Banco Central, pero igualmente requiere mucha articulación con factores del sector público y privado, así como la participación activa de la ciudadanía en general. Es necesario un esfuerzo colectivo; si otros países lo han logrado, nosotros también podemos hacerlo”.

La reflexión corresponde al presidente del BCV, Nelson Merentes, quien participó como ponente en el foro 2011 Retomando la senda del crecimiento, organizado este lunes por la directiva de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional. También participaron como expositores los diputados Ricardo Sanguino, Iroshima Bravo y Régulo Hernández. Entre los invitados especiales figuraron el titular de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras-Sudeban, Edgar Hernández Behrens; el presidente de la Comisión de Administración de Divisas-Cadivi, Manuel Barroso, y el presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, Pedro Palma.

Merentes destacó que, como parte de los esfuerzos antiinflacionarios, se ha prestado especial atención al diseño de mecanismos que permitan mejorar el desempeño de la actividad económica, con énfasis en el incremento de la capacidad de producción y distribución de alimentos.

Refirió que en nuestro país el fenómeno de la inflación es particularmente complejo, porque combina aspectos estructurales con variables difusas, como la especulación y las expectativas. Recordó que en Venezuela, desde 1980, no se ha logrado alcanzar una inflación de un dígito. “En 1989 llegó a ubicarse en 81% y en 1996 en 102,3%. Son datos que es conveniente revisar e incorporar al análisis”.

El alto funcionario afirmó que este año 2010 la inflación se ubicará en un rango de 26% o 27%. Enfatizó que este desempeño dista mucho de las proyecciones realizadas por algunos expertos, quienes proyectaron un incremento general de precios sobre el 30%.

Con respecto al comportamiento del Producto Interno bruto-PIB, Merentes reiteró que los indicadores tempranos, las tendencias observadas y los distintos modelos econométricos trabajados permiten proyectar el inicio de un ciclo de crecimiento para el 2011, que a su vez facilitará que se puedan profundizar los avances en materia social. “Hay países que logran crecer, pero crece igualmente la pobreza y la exclusión. El modelo instrumentado en Venezuela va precisamente en dirección contraria, porque persigue en todo momento que haya crecimiento con inclusión social y un desarrollo humano e integral”.

Fuente: Prensa BCV

Deja un comentario