Antonio Ledezma: Devaluación y corruptelas

Spread the love

ledezmapor Antonio Ledezma

Perdidos en los cambios monetarios múltiples seguirán los ciudadanos de nuestro país, cada día más atribulado por esta crisis que arropa y supera la capacidad de maniobras de un régimen, evidentemente agotado. La receta es igual a la que han usado para sazonar su “Plan de la Patria”. Los mismos controles que hunden la economía venezolana y nos hacen más dependientes de la renta petrolera como nunca en la historia patria. El mismo esquema cambiario que funciona, con una que otra variante, desde hace más de una década, que solo ha dejado una estela de devaluación y corruptelas.

Un dólar muy especial a 6.30 bolívares que será caldo de cultivo para las trapisondas que son del conocimiento de la opinión pública, porque a nadie se le ocultan los relajos financieros montados a expensas de esos diferenciales que han permitido a unas élites enriquecerse de forma inusitada y espectacular, dados los montos de las fortunas que hoy son la comidilla dentro y fuera del país.

Pero en medio de esta inocultable crisis múltiple, continúan operando los “comisarios políticos” del régimen, quienes siguiendo instrucciones de sus jefes, pretenden esconder la penosa situación de desabastecimiento que castiga a todas las familias del país. Por la vía de la represión sin contemplaciones, apuntan a paralizar de terror a todos los sectores de Venezuela. La amenaza es la punta de lanza para arremeter contra usuarios y consumidores que se ven forzados a hacer largas colas diariamente para tratar de conseguir algo y que son acusados de desestabilizar la paz gubernamental, porque según Maduro, “responden a maniobras imperiales”, especialmente del presidente Obama, quien, según la versión de Maduro, dirige las artimañas desde su propio despacho en la Casa Blanca.

Maduro viajó, pidió y exigió todo lo que se le ocurría argumentar para tratar de justificar el descalabro económico de nuestro país, cuyos gobernantes no encuentran la forma de relatar la nefasta historia que encierran estos últimos 15 años de autoritarismo que ha desbordado lo inimaginable en cualquier parte del mundo.

Las noticias del derroche de petrodólares, las versiones de la corrupción que ha devorado los presupuestos públicos, las caprichosas decisiones que se aplican para desmontar de forma descarada las instituciones que deben sostener una verdadera democracia como método para lograr la convivencia de los miembros de una sociedad, son las reseñas que le dan la vuelta al planeta para colocar a Venezuela como epicentro de lo absurdo.

Por eso la lucha está lógicamente orientada a librarnos de esta pesadilla y comenzar a soñar despiertos con el país que merecemos, un país de gente decente, trabajadora y capaz de construir un futuro mejor.

@alcaldeledezma

Deja un comentario