Adiós a Fausto Masó, destacado periodista, escritor y editor

Adiós a Fausto Masó, destacado periodista, escritor y editor

Spread the love

Por Angel Cristobal

El narrador, cronista, editor y periodista cubano-venezolano Fausto Masó, fundador de la editorial Libros Marcados y reconocido por su trayectoria como analista político, murió esta mañana (viernes) a los 90 años en Caracas, ciudad donde residió por cerca de seis décadas.

Nacido en Camagüey en 1934, Masó ejerció como periodista en el semanario Lunes de Revolución, y en 1961 coordinó, junto al escritor cubano Antón Arrufat, la antología Nuevos cuentistas cubanos, publicada por Casa de las Américas. Pero donde creció profesionalmente fue en Venezuela, país que lo acogió como un hijo, y donde se convirtió en cronista costumbrista, social y político destacando por sus críticas sin miramientos tanto al régimen cubano y como al chavismo por igual.

Breve encuentro en Globovisión

En marzo de 2003, este redactor, quien era el jefe de redacción de revistas en el Bloque Editorial Dearmas, en Caracas, Venezuela, se trasladó a la sede del canal Globovisión, allí a los pies del hermoso monte El Ávila, a donde acudió acompañado del fotógrafo de estrellas Jorge Carías para entrevistar para la revista Fascinación al Citizen, sí, al mismísimo Sr Leopoldo Castillo, toda una leyenda del periodismo venezolano y en la cúspide de su popularidad con su programa ¡Aló Ciudadano!

Ese día, Fausto Masó era uno de los invitados del Ciudadano, a cuyo lado estaba el Sr Luis Acosta, y muy cerca “la niña Maryori” quien monitoreaba las noticias del momento. Esa tarde, Masó desplegó su reconocida agudeza para analizar con toques de humor los intrígulis del chavismo, para cuyo aparato oficial de análisis y censura de contenido en los diversos medios venezolanos, el programa “Aló Ciudadano” era un verdadero “dolor de cabeza”.

Al terminar el programa, el Sr Fausto Masó se acercó a Carías y a mi persona, nos saludó y me dijo: “Angel Cristóbal, qué bueno que te conozco, soy un lector dominical de tu columna sobre lo inexplicable, deberías compilarlas en un libro”. Le agradecí al maestro conociendo el valor de observación de un profesional con olfato como Masó, y pocos meses después saldría mi primer libro en Venezuela, “Historias Asombrosas“.

Después de aquella ocasión, lo vi un par de ocasiones, en la misa de la Iglesia de Santa Paula, fundada por el exilio cubano en Venezuela, bajo la voz y guía espiritual de Mons. Eduardo Boza Masvidal, a quien también entrevisté para la revista Feriado (El Nacional, Venezuela) y la revista IDEAL (Miami, Fl).

Periodista y escritor

Además de periodista, Masó escribió varios libros sobre el proceso político venezolano desde la llegada de Hugo Chávez al poder en el año de 1999. Entre ellos destacan «El cáncer del presidente», «El día que se vaya Chávez», «Los amantes del tango» y «El enigma del militar», que coescribió con Fernando Egaña.

Antes de esta época también se dedicó a otros temas que plasmó en libros como «Desnudo en Caracas» (1979), «Gran café» (1989) y Háblame de La Habana (2009), entre otros.

Fue columnista de diversos medios impresos y un crítico importante de la llamada revolución bolivariana. Mantuvo por años el espacio radial «Golpe a golpe» que conducía junto a Roberto Giusti por la ahora cerrada Radio Caracas Radio.

Fue por años columnista del diario El Nacional, editor de revistas y novelista.

Reacciones en la redes sociales

«Si algo sabía Fausto Masó era contar historias. Estar con él era descubrir, indefectiblemente, que la realidad era distinta de la que nos estábamos contando. Ha sido un inmenso placer y fortuna haber coincidido con él en este marasmo de vida que nos tocó vivir. Gracias», posteó en X Julio T. Cabello por su fallecimiento.

En la misma tónica habló César Miguel Rondón para expresar sus condolencias por esta pérdida.

«Qué noticia tan penosa y lamentable. Fausto Masó fue un periodista agudo y avanzado, editor de éxito e ingenio, y portador de un envidiable sentido del humor. Pero, por encima de todo, un consecuente y leal amigo. Me duele su partida. Paz a su alma».

Fuente: southpressonline

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *