Sin lugar apelación interpuesta por empresa Negroven

Yolanda Jaimes, Magistrada

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), a través de la Sala Político Administrativa, declaró sin lugar el recurso de apelación ejercido la por sociedad mercantil Negroven S.A contra la sentencia dictada por la Corte Segunda de lo Contencioso Administrativo el 3 de agosto de 2009; en consecuencia, confirmó la decisión que declaró sin lugar el recurso de nulidad iniciado por la referida empresa contra el acto administrativo dictado por el Director Ejecutivo de la Unidad de Estudios Cambiarios del Ministerio del Poder Popular de Planificación y Finanzas (Mpppf).

La decisión de la Sala del TSJ, cuya ponencia estuvo a cargo de la vicepresidenta magistrada Yolanda Jaimes Guerrero, también revocó la medida cautelar de suspensión de efectos que fue declarada procedente por la Corte Primera de lo Contencioso Administrativo mediante sentencia Nro. 2000-717 de fecha 15 de junio de 2000. En el acto administrativo que le dictó el Mpppf le impuso a la empresa Negroven la obligación de venta de divisas pendientes por un equivalente a la cantidad de $ 2 millones  690 mil 535.

En el caso la Sala advirtió que una de las razones esgrimidas por el apoderado judicial de la empresa Negroven en su escrito de fundamentación de la apelación fue considerar que la Corte Segunda de lo Contencioso Administrativo “no analizó adecuadamente si su representada se encontraba o no obligada a vender al Banco Central de Venezuela (BCV) las divisas causadas por la actividad de exportación a la que se dedica y relacionada en facturas cuyo vencimiento ocurrió antes y después de la supresión del régimen de control de cambio”, explica la sentencia.

Para el caso, entre otras razones, la decisión del TSJ concluyó la improcedencia del alegato del solicitante referido al supuesto “análisis inadecuado” por parte del tribunal de la causa en relación a su alegato de no estar obligada a vender al BCV las divisas causadas por facturas de exportación cuyo vencimiento ocurrió antes y después de la supresión del régimen de control de cambio.

Adicionalmente y sin pretender desconocer la anterior conclusión, advirtió que para demostrar la señalada circunstancia, la empresa promovió unas documentales que identificó como “notas de crédito”, que conforme ya fuere declarado, “carecen de valor probatorio por tratarse de unos recuadros en los cuales aparecen indicadas varias cantidades sin que se evidencie la autoría de dichos instrumentos”, sentenció la Sala.

Fuente: Prensa TSJ

Deja un comentario

*

Get Adobe Flash playerPlugin by rafaelmourad.com wordpress themes