Se requieren más de ocho salarios mínimos para poder costearla

inflacion-escaez,Según lo informó el Centro de Documentación de Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), la Canasta Básica Familiar, que incluye alimentos y servicios básicos promediados para un mes en un hogar de 5 miembros, se ubicó para junio en Bs. 54.204,69.

El salario mínimo  de junio se ubicaba en Bs. 6.746,97. Esto quiere decir que con un empleo digno con sueldo mínimo, los trabajadores no pudimos pagar y satisfacer las necesidades familiares, pues hubiéramos necesitado ocho veces tal ingreso.

Las respuestas del Ejecutivo Nacional, lejos de incentivar el aparato productivo, tienden provocar la mayor dependencia en importaciones, distorsiones cambiarias, y controles, todas estas medidas responsables del mercado negro que sortea nuestro asfixiado bolsillo.

El Gobierno apaga incendio con gasolina

En suma, los venezolanos estamos padeciendo un vía crucis para poder sobrevivir en medio de la acumulación de deudas, toda vez que el Gobierno no ha corregido el rumbo económico del país y ha tomado como respuesta fácil la mayor impresión de billetes, para hacer frente a la inflación.

“Venezuela lo que está haciendo es apagar un incendio con gasolina. Tienes un problema inflacionario e imprimes dinero para resolver otros problemas y estás  generando es inflación – Cendas habla de casi 30 % de aumento en los alimentos en junio, lo cual se traduce en hiperinflación”, señala el economista Luis Oliveros.

Aumentos se vuelven pan y agua

El aumento de la Canasta Básica Familiar de junio, con respecto al mes de mayo, fue de Bs. 11.357,78, alza de 26,5%, estimado por el Cendas-FVM como un “aumento histórico”.  El disparado incremento deja en lo ridículo el aumento salarial de 30 por ciento decretado por el Gobierno de Nicolás Maduro este año, con el cual, mediante dos alzas fraccionadas, los trabajadores pasaron de ganar Bs. 5.622,48 a Bs. 6.746,97 en mayo (20%) y a Bs. 7.421,67, desde el 1º de julio (10%).

Es decir, el salario mínimo ya es rebasado incluso por lo que se levantó en junio la Canasta Básica Familiar.

Educación: tesoro cada vez más inaccesible

De acuerdo con el Cendas-FVM,  en un año, entre junio de 2014 y junio de 2015, el precio de las listas de uniformes y útiles de preescolar, básica y media pasó de Bs. 19.771,85 a Bs. 91.422,70, aumentando Bs. 71.650,85, equivalentes a 362,4%.  La cifra es cuesta arriba para el núcleo familiar, pues se necesitan 13.6 salarios mínimos para cubrirla, es decir, más de lo que ganamos en un año con salario mínimo.

Lo que vemos subir con el devaluado salario

El rubro “vestido y calzado” aumentó 2.156,66 bolívares, pasando de Bs. 4.461,67 a Bs. 6.618,33 bolívares en junio.

El salario mínimo está muy lejos de cubrir únicamente los alimentos, pues estos subieron Bs. 7.329,30, al pasar de Bs. 24.694,21 a Bs. 32.023,51, de acuerdo con el Cendas-FVM. Destaca en esta escalada el aumento de las carnes y sus preparados, que se alzó 53,7%.

Todo sube y además, mucho se escapa por escasez

De acuerdo con la información del Centro de Documentación de Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros, 20 alimentos escasearon en junio: leche en polvo, sardinas enlatadas a precio regulado, atún enlatado, pollo, carne de res, margarina, azúcar, pernil, aceite de maíz, queso blanco duro Santa Bárbara, caraotas, arvejas, lentejas, arroz, harina de trigo, pastas alimenticias a precio regulado, harina de maíz, café, mayonesa y queso amarillo.

Otros productos básicos que presentaron en junio problemas de abastecimiento en anaqueles del país, de acuerdo a la institución de investigación, son: jabón de baño, detergente, lavaplatos, cera para pisos, compotas, Nenerina, papel tualé, pañales, toallas sanitarias, toallines, toallitas, servilletas, leche condesada, leche líquida de  un litro, cloro, suavizante, desodorante, afeitadora desechable, crema dental, champú, gel fijador sin alcohol, jabón Las Llaves, insecticidas y medicamentos como acetaminofén, losartán potásico, aspirinas, anticonceptivos e inyectadoras.

La solución al problema económico tiene que incluir lo social

Para el economista Luis Oliveros, el Estado tiene que poner voluntad política en medio de la crisis: “Es sencillo, hay que poner orden fiscal. El origen de la inflación en Venezuela tiene mucho que ver con el tema fiscal, Venezuela tiene un déficit fiscal de 20 %, y adicionalmente tienes un desorden monetario con el BCV imprimiendo dinero. Eso se arregla con una política cambiaria coherente, no esta locura de Simadi, Sicad II, etc.”.

Pero, evidentemente, la solución debe tomar en cuenta a la masa trabajadora del país. Para el economista José Guerra, “al trabajador tú no le puedes decir ‘espera que la inflación baje, espera que la productividad aumente’; ¿el trabajador se va a quedar con los brazos cruzados viendo cómo se deteriora su poder de compra? Nosotros pensamos en una compensación salarial que reponga en algo la pérdida del trabajador. Sabemos la situación del comercio y de la industria, pero, ¿cómo le dices a un trabajador que gana ocho mil bolívares que no puede comer? ¿Va esperar que la inflación baje para comer? No. Creemos que hay que darle una compensación ahora”, indica, argumentando la propuesta de un significativo aumento salarial.

Fuente: Prensa MUD

 

Deja un comentario

*

Get Adobe Flash playerPlugin by rafaelmourad.com wordpress themes