Leandro Rodríguez: Schemel en el país de las maravillas

Por Leandro Rodríguez Linárez.

Ya no sorprenden las interpretaciones jurídicas ni análisis políticos progobierno que se contraponen 180° a la cientificidad, a la realidad, al raciocinio, provenientes de especialistas quienes por su cercanía al poder han logrado ocupar espacios mediáticos estratégicos, a fin de intentar desesperadamente tejer matrices de opinión insólitas, enajenadas de la Venezuela de a pie.

Nos topamos así con Oscar Schemel, quien este fin de semana presentó al país su versión acerca de las pasadas regionales donde, según su opinión, el chavismo se robusteció a consecuencia de sus logros y por rechazo a una oposición violenta, desorientada. En lo que queda de democracia, discrepamos absolutamente de semejante aseveración y exponemos el por qué:

Schemel ignora la esclavitud electoral, es decir, los venezolanos obligados a votar por candidatos del gobierno so amenaza que su negación implica perder la casa que ocupan a través de la Misión Vivienda, perder la cajita de comida Clap, empleos públicos, becas y demás dádivas con las que el gobierno oprime electoralmente a los necesitados, incluso, somos testigo de ello, a través del “Carnet de la Patria” llaman telefónicamente a sus portadores para “invitarlos” a votar por candidatos del Psuv, siendo recursos públicos es un delito.

Schemel también parece olvidar que los sucesos que produjeron más de 140 muertes en el marco de la “constituyente” aún quedan sin esclarecer, que más allá de miles de videos, fotos y demás registros probatorios, hubo una declaración del Ministro de Defensa confesando “actuación atroz” de la GNB y PNB, sin mencionar la total discrecionalidad con la que obraron paramilitares asesinos. El venezolano sabe que en la forma como se suscitaron esos hechos incrimina mucho más al gobierno, que a la oposición.

Schemel también parece desconocer la ilegal actuación del CNE, negando sustitución de candidaturas que, por ejemplo, en Bolívar fue decisivo. La sorpresiva migración de centros electorales en sectores históricamente opositores, el uso y abuso de recursos públicos en las campañas del Psuv, la “operación tortuga” en centros donde la oposición era favorita, la expulsión y prohibición de testigos de mesa Mud que, por ejemplo, en Miranda fue determinante. La apertura tardía y cierre temprano de centros, entre un sinfín de irregularidades más… todas a favor del gobierno, por ello ganó el chavismo Sr. Schemel, no por masoquismo, premiando la peor gestión gubernamental de nuestra historia.

¡Tragedia! el lunes 23 de octubre estas pruebas de delitos electorales perdieron contundencia, encubiertos bajo las vergonzosas sombras de la traición, Acción Democrática, sus gobernadores electos Antonio Barreto, Alfredo Díaz, Ramón Guevara y Laidy Gómez se subordinaron ante la ANC, reconociendo una instancia por la que más de un centenar de jóvenes se opusieron entregando sus vidas, que la inmensa mayoría del pueblo no avala y el mundo repudia, atando de manos a la comunidad internacional y al pueblo de Venezuela. Lo que no pudo hacer el chavismo en 18 años lo acaba de hacer ella misma ¡AD se acabó, se suicidó! hundiendo al país mucho más… por ahora.

Deja un comentario

*

Get Adobe Flash playerPlugin by rafaelmourad.com wordpress themes