12 Crónica de guerra: De la Constitución se trata

Con millones de personas en las calles, en cada día de protesta, y 43 muertos en los cementerios en 41 días, el gobierno profundiza y avanza en su afán de demoler la Constitución.

Maduro no reconoce a la Asamblea Nacional, apoyado en la continuada violación de la Carta Magna por parte de la Sala Constitucional del TSJ. Ese es el origen de las multitudinarias protestas que cubren toda la geografía nacional.

En la escalada de su guerra el régimen convocó una pseudo constituyente, hecha a la medida para perpetrarse en el poder.

La respuesta del régimen ha sido arremeter con violencia contra civiles desarmados que reclaman el respeto a la Constitución. Cuyo texto confiere a cada una de las personas las garantías mínimas para defenderse de las arbitrariedades de los poderosos.

Sin respeto a la letra constitucional, el régimen se convierte en tiránico y dictatorial. Lo que ha sucedido.

En Venezuela no hay separación de poderes. No hay elecciones. No hay justicia. No hay respeto por los derechos humanos. No hay alimentos. No hay medicinas. No hay propiedad privada.

Por el contrario, hay un gobierno con poder absoluto sobre las personas y sobre los bienes públicos y privados.

Por ello la gente mayoritariamente se ha lanzado a las calles a protestar la tiranía. Lo que ha recibido la peor respuesta del régimen de Nicolás Maduro: represión, encarcelamiento y muerte, en una guerra que no escatima recursos ni maldades en contra de los civiles.

Mayo 16, 2017

 

 

Deja un comentario

*

Get Adobe Flash playerPlugin by rafaelmourad.com wordpress themes